VEME Digital » » Ilegal el proceso contra Jesús

Ilegal el proceso contra Jesús


By VEME - 04/12/19 9:21 AM




Ilegal el proceso contra Jesús
Cada año el mundo cristiano conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, y es también un buen momento para desentrañar otro tipo de aspectos de este hecho, uno de ellos es la detención ilegal de la que fue víctima el nazareno, esto, desde el punto de vista del derecho romano en el siglo primero.
Recordemos que el pueblo judío vivía bajo el yugo de roma y por lo tanto sujeto a su legislación.
El profesor de derecho penal de la Universidad de Sevilla, Juan Antonio Martos Núñez en su libro, el proceso de Cristo, señala que se cometieron 4 ilegalidades procesales:
Primero, la ausencia de una acusación fundada por el magisterio, esto quiere decir que antes de su detención o juicio, el órgano de persecución penal romano debió formular una acusación sobre el supuesto ilícito de forma concreta y precisa, situación que no ocurrió en el caso de Jesús.
El nazareno simplemente fue señalado por la elite religiosa, conocida como el sanedrín, de blasfemo, que más que un delito, era un pecado, posteriormente fue señalado de rebeldía en contra del imperio romano.
En segundo término no se realizó una citación previa al acusado ni a los testigos,  así que  Jesús no tenía conocimiento de manera formal  que había un proceso en su contra.
Tercero, fue un arresto ilegal, Jesús llamado el Cristo fue detenido de forma arbitraria porque no se contaba con una orden de aprehensión en su contra, no fue hallado en flagrancia, ni era prófugo de la justicia… además que dicha captura la ejecutaron de forma ilegal los guardias del templo, no los soldados romanos, que eran los indicados para hacerlo.
Finalmente no había pruebas contundentes, la autoridad romana no consideraba delito la blasfemia, considerando que era contra el dios judío y no contra los dioses romanos, posteriormente no se aportaron pruebas para sostener que Jesús estaba iniciando una rebelión en contra del imperio.
Es así que el proceso de Cristo fue ilegal de principio a fin, pero finalmente la presión del pueblo bueno obediente de sus sacerdotes, fueron quienes decidieron liberar a barrabas y sentenciar a muerte a Jesús, al punto que Pilatos estaba tan consiente de lo turbio del caso que decidió lavarse las manos y dejar toda la responsabilidad al pueblo. En este caso la ley fue usurpada por la turba.
Vicente Maldonado para La Polaca



TE RECOMENDAMOS