Por su responsabilidad en la comisión de delitos contra el ambiente, un juez de Puebla sentenció a dos hombres por el delito contra el ambiente. Uno de ellos deberá reparar el daño dando seguimiento de vida a ocho mil árboles, por más de un año.

Durante un operativo llevado a cabo a finales de marzo del 2018, personal de la Profepa en coordinación con la Policía Federal, detuvo y puso a disposición del Ministerio Público de la Federación a Omar N. y Villulfo N., quienes no acreditaron la legal procedencia de 76 piezas de madera en rollo, equivalente a casi 20 metros cúbicos.

Los acusados fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República por el transporte y acopio de materia prima forestal en una cantidad mayor a cuatro metros cúbicos, lo que es considerado un delito contra el ambiente, previsto y sancionado en el artículo 419 del Código Penal Federal.

El cómplice  plantará y cuidará árboles deberá informar a la Profepa de su total cumplimiento para que ésta lo verifique y, posteriormente, emita su opinión ante el Juez de Distrito y establecer si se considera reparado el daño.

Al otro acusado se le impuso una pena privativa de libertad de ocho meses, multa por el equivalente a 200 Unidades de Medida y Actualización y ordenó la reparación del daño. También, fue suspendido de sus derechos civiles y políticos hasta que cumpla la sentencia; además, le será considerado como antecedente penal.

La autoridad judicial le concedió el beneficio de la sustitución de las sanciones impuestas exigiendo al sentenciado la reparación del daño; que consiste en apoyar con equipo de trabajo a Comités de Vigilancia, para llevar a cabo acciones de prevención de ilícitos ambientales.

Con info de Publimetro