VEME Digital » » Hay pocas cosas tan dolorosas para una nación como que sus niñas, niños y adolescentes se unan a las filas del crimen

Hay pocas cosas tan dolorosas para una nación como que sus niñas, niños y adolescentes se unan a las filas del crimen


By VEME - 11/10/20 11:43 AM




Hace una semana el caso de los dos niños descuartizados en una vecindad del Centro Histórico de la Ciudad de México, cimbró, una vez más, al país.

La titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, declaró que el caso es un indicador de que se debe continuar trabajando “hombro a hombro” en los tres niveles de gobierno para garantizar la protección a los derechos de niños, niñas, y adolescentes.

Derechos

Niñas, niños y adolescentes pueden encontrarse en situación de violencia en distintos ámbitos de su vida como el familiar, el escolar o el comunitario, y por distintas razones; por ejemplo, por ser discriminados con base en su condición socioeconómica, por no contar con oportunidades reales para desarrollar su proyecto de vida, sufrir abusos, violencia o explotación por parte de grupos criminales y en enfrentamientos con agentes del Estado, entre otros.

En diversos países las organizaciones de carácter criminal se han convertido en estructuras sociales, políticas y económicas paralelas que cubren vacíos o sustituyen al Estado en varios ámbitos, como en la prestación de servicios básicos y, de dicha manera, los dirigentes de esos
grupos son vistos como líderes en sus comunidades.

Sin embargo, en México, tal como muestra el Índice de Peligros para la Niñez 2018 de Save The Children, los derechos de niños, niñas y adolescentes siguen siendo vulnerados por temas relacionados con la violencia, a pesar de la existencia de normativa internacional y nacional sobre ese fenómeno:

Existe una vulneración continua a los derechos de niños, niñas y adolescentes, especialmente el derecho a la vida e integridad personal; el derecho a la educación, recreación, ocio, juego y cultura;
el derecho a la libertad personal, seguridad de las personas y libertad de circulación y residencia; y el derecho a la salud. La violencia tanto física como psicológica que sufren los niños, las niñas y los adolescentes plantea serias limitaciones para su desarrollo e impacta en su etapa de
crecimiento y maduración.

SEGOB

En su participación en el foro internacional “Desafíos de la Justicia para Adolescentes en México”, la titular de la Segob señaló que es necesario lograr una reinserción exitosa a la sociedad de los jóvenes que cometieron algún delito: “Habremos fallado como sociedad”.

Afirmó que es “doloroso” para un país que, debido a condiciones de vulnerabilidad, menores de edad se sumen a las filas del crimen. “Hay pocas cosas tan dolorosas para una nación como que sus niñas, niños y adolescentes se unan a las filas del crimen y acaben teniendo conflictos con la ley, debido a las condiciones de pobreza y marginalidad en la que muchas de ellas y ellos viven”, dijo.

En su participación en la inauguración del foro internacional “Desafíos de la Justicia para Adolescentes en México”, Sánchez Cordero señaló que es necesario construir un sistema que genere alternativas para lograr una reinserción exitosa a la sociedad de los jóvenes que cometieron algún crimen.

“Hay pocas cosas tan dolorosas para una nación como que sus niñas, niños y adolescentes se unan a las filas del crimen y acaben teniendo conflictos con la ley, debido a las condiciones de pobreza y marginalidad en la que muchas de ellas y ellos viven”, dijo


“Hay pocas cosas tan dolorosas para una nación como que sus niñas, niños y adolescentes se unan a las filas del crimen y acaben teniendo conflictos con la ley, debido a las condiciones de pobreza y marginalidad en la que muchas de ellas y ellos viven”, dijo


La secretaria de Gobernación también llamó a un replanteamiento del sistema de justicia para menores y así terminar con los prejuicios y estereotipos que existen alrededor de menores en conflicto con la ley “y para ver a las sanciones más como procesos socioeducativos que les otorguen herramientas para recuperar sus proyectos de vida”.

Segob, CNDH