VEME Digital » » Hay desabasto de medicinas para Covid-19

Hay desabasto de medicinas para Covid-19


By VEME - 08/19/20 11:31 AM



especial

Pacientes y médicos denuncian que desde hace casi dos meses hay un desabasto generalizado. Encontrar anticoagulantes y desinflamatorios para tratar el Covid-19 es cada vez más difícil en México.

“Llegan de repente a las farmacias una semana y tres semanas más tarde no vuelven a surtir. Tiene uno que buscar otros medicamentos y ver qué alternativas hay; es terrible. En Colima y en Veracruz no se consiguen anticoagulantes en ningún lado. Hay un desabasto casi absoluto”, asegura Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la UNAM.

La investigadora de la UNAM critica que el Gobierno Federal siga sin establecer una estrategia para enfrentar la pandemia y que no priorice la compra de medicamentos. “Queremos pelear la guerra, pero no tenemos municiones. No sé en qué consista. Hay todo este problema ahora de que el gobierno le ha dado la espalda a las farmacéuticas nacionales; seguramente por ahí está el asunto del desabasto. En un estado de emergencia, el Estado tiene la obligación de asegurar la disponibilidad de los medicamentos para salvar vidas”, agrega Ximénez-Fyvie en entrevista con Latinus.

Asegura que, antes de comprar ventiladores mecánicos, las autoridades debieron pensar en una estrategia para evitar que la enfermedad avanzara: “Un ventilador no ofrece vida; 90% de los pacientes que llega al ventilador por Covid-19 se muere; es una última esperanza de vida. La persona ya está demasiado grave. ¿Cómo salvamos vidas? Sin duda, garantizando atención temprana y oportuna con medicamentos, no comprando ventiladores”.

Irene Domínguez, especialista en cardiología, considera que cada vez es más difícil que las personas positivas a SARS-CoV-2 se atiendan en sus casas. Asegura que el desabasto no sólo tiene que ver con anticoagulantes. Por ejemplo, dice, en mayo todavía era posible conseguir ivermectina y ahora es muy difícil comprarla en las farmacias.

“En las similares llega el jueves y el jueves se acaba; como que nada más están esperando a que surtan y se acaba todo”, afirma.

Otro problema, asegura Laurie Ann Ximénez-Fyvie, es que en México no se ha permitido la entrada de medicamentos cuya efectividad ya se ha comprobado en otros países. “El remdesivir ha demostrado que ayuda mucho a las personas que están en estado crítico; las ayuda a salir más rápido del Covid-19, a tener periodos de hospitalización más cortos. En nuestro país no se consigue remdesivir porque la Cofepris no ha tenido a bien tramitar y hacer los permisos necesarios para que ingrese ese medicamento a nuestro país”.

En hospitales públicos piden a familiares comprar medicamentos
Jorge García estuvo internado en la clínica 76 del IMSS, positivo a SARS-CoV-2. Los médicos explicaron a su papá que debían darle un antiviral para que se recuperara más rápido. El problema es que en el hospital no había. “Toda la semana que estuve internado me dieron otros medicamentos, los que tenían, pero ese que me dijeron que era para atacar al virus, pues no, no me lo dieron”, asegura en entrevista para Latinus.

Su papá tardó cuatro días en conseguir la medicina, primero porque no juntaba los siete mil pesos que cuesta una caja… y segundo, porque no había en las farmacias. “Mientras, me ponían unas inyecciones en la panza; era un anticoagulante. La verdad esa medicina me hizo mucho bien, ya cuando me compraron el Kaletra ya me había recuperado. Como al salir ya no me iban a dar nada, me dijeron que tomara el antiviral para que me fortaleciera”, agrega.

La doctora Domínguez critica que los hospitales hagan responsable a la familia de la compra de medicamentos: “Hay normas en los institutos que te dicen que no le puedes pedir al familiar insumos, porque los tiene que proporcionar el hospital. De todas formas, en la calle no encuentras los medicamentos. Clexane, que es un anticoagulante, y la azitromicina subieron al doble; la ivermectina, que costaba 70 pesos, ya la encuentras en 120. Todo el medicamento que se está ocupando para Covid-19 está carísimo porque la demanda es enorme y no hay, no lo encuentras”.

Laurie Ann Ximénez-Fyvie explica la importancia de los anticoagulantes para enfrentar al nuevo coronavirus. No se trata de una enfermedad respiratoria, dice. El Covid-19 es una enfermedad microvascular, procoagulante y progresiva. Lo que hace el virus es provocar trombos pequeñitos, microcoágulos que empiezan a circular por el torrente sanguíneo, se alojan y deja de haber circulación. Los sitios más sensibles son los alveolos pulmonares.

Enfatiza que la gente no debe automedicarse porque eso puede provocar graves consecuencias.

Con info de LatinUs y UNAM



TE RECOMENDAMOS