VEME Digital » » Guerra comercial China – EE.UU

Guerra comercial China – EE.UU


Víctor Kerber - 07/29/19 2:17 PM




En este mes de julio que está por terminar , China y los EE.UU se han enfrascado en un diferendo comercial que amenaza con convertirse en una guerra comercial de dimensiones inimaginables . Permítame explicarle de qué tamaño es el problema , y como afecta al conjunto de la economía mundial .

Todo esto parte de una circunstancia : los EE.UU registraron un déficit comercial con China equivalente a 419 mil millones de dólares en 2018 . Esta cifra es monumental ; equivale a casi el 70% del déficit comercial total de los EE.UU .

Desde su campaña para la presidencia , donald trump acusó a china de instrumentar un gran pillaje contra los EE.UU . Decía que los Chinos no eran socios , ni mucho menos aliados , por el contrario , China constituía un virus que pretendía apoderarse del espíritu norteamericano desde su interior , y prometía que desde la presidencia él revertiría ese proceso .

Su fórmula para combatir el déficit comercial ha consistido en la imposición de tarifas arancelarias a las importaciones chinas . Hasta este momento la administración Trump ha impuesto tarifas a los productos chinos equivalentes a 250 mil millones de dólares y amenaza con imponer más impuestos a las importaciones chinas . Peking ha respondido con tarifas a un buen número de productos importados de los EE.UU , sobretodo agrícolas . Entre los más afectados por esta medida están , por supuesto , los granjeros productores de granos y de alimentos del medio oeste norteamericano , que por lo general son conservadores y suelen votar a favor del partido republicano .

A Donald Trump se le podría voltear el chirrión por el palito si el descontento entre los granjeros crece , y éstos resuelven cambiar sus preferencias de voto en las elecciones del 2020 . Los productores de frijol de soya , por citar un ejemplo , están tan indignados por las pérdidas que han sufrido , que abiertamente han manifestado que retirarán su voto a favor de Trump si éste nos los compensa de alguna manera .

Pero esto , como le decía , es apenas el comienzo . Los efectos de la guerra comercial entre estos dos gigantes se dejarán sentir cuando los consumidores de uno y otro lado se percaten de que todo se encarece , y que sus estándares de vida se deterioran . Imagínese usted cuando se multipliquen los precios de las computadoras , los teléfonos celulares y los aparatos electrónicos  que se ensamblan en China , y que se adquieren en las tiendas departamentales a muy bajos precios . Imagínese cuando la ropa que se confecciona en China se convierta en producto de lujo para los consumidores de nivel medio .

La apuesta de Donald Trump es que aumentarán los empleos cuando las ensambladoras y fabricantes trasladen sus plantas de producción de China a los EE.UU. El cree que cuando los fabricantes norteamericanos vean que ya nos les conviene maquilar en china para reexportar a EE.UU, decidirán invertir en empleos al interior del país .

Esa es su fórmula para recuperar el espíritu norteamericano y para devolverle la grandeza a su nación . Pero su fórmula es ingenua , para decirlo suave . ¿ por qué lo digo ? Porque si algo aprovechan las manufactureras norteamericanas en China , es la mano de obra barata de los chinos . Ningún trabajador estadoundense estaría dispuesto a ganar los salarios insignificantes que ganan los chinos , y muy pocos fabricantes estarían dispuestos a pagar los salarios y prestaciones que exigen los trabajadores    norteamericanos . Ese es el meollo . Pero aún hay más :

Si China y los EE.UU no llegan pronto a acuerdos que satisfagan a ambas partes , y si la guerra comercial se sale de control , el gobierno de China podría llegar a demandar el pago de bonos adquiridos en el tesoro de los EE.UU . Y entonces sí , que se agarren los ciudadanos de nuestro vecino país , porque se significaría el derrumbe la economía norteamericana ; sobra decirle que eso traería una secuela terrible para nuestro pais .

En abril pasado , la deuda norteamericana con china alcanzó la friolera de 1.1 billones de dólares . ¿ sabe usted lo que es eso ? 1.1 billones de dólares equivale al producto interno bruto total de México en 2017 . 1.1 billones de dólares equivale a poco menos de la mitad de todos los bienes y servicios exportados por EE.UU en 2018 .

De manera que el problema para los estadounidenses no está en el comercio , como supone Trump , sino en la deuda que han contraído con los chinos . Como se puede ver , las consecuencias de una guerra comercial entre estos dos acarrearía una recesión mundial que dejaría chiquita a la de 2008 , y ya para qué le cuento cómo nos iría a los mexicanos , eso mejor imagíneselo .

By @VKerber