Legisladores de Florida aprobaron una ley que restringe el acceso a las armas de fuego y contempla armar a profesores y personal escolar (algunos). Esto como respuesta a la masacre ocurrida en una escuela de la ciudad de Parkland, el mes pasado.

La «ley de seguridad pública Marjory Stoneman Douglas» fue aprobada con 67 votos a favor y 50 en contra en la Cámara de Representantes estatal, aunque falta que sea aprobada por el Gobernador Rick Scott, que se opone a la propuesta del presidente Trump de armar a los maestros.

El proyecto de ley aumenta la edad mínima para comprar un rifle de 18 a 21, con excepciones para los oficiales militares y policiales, e impone un período de espera de tres días para todas las ventas de armas.

El debate sobre el control de armas fue promovido por los estudiantes de Parkland, al norte de Florida, que lanzaron, un día después del ataque, el movimiento #NeverAgain para exigir a los políticos que enfrenten el problema de los tiroteos masivos.