Estados Unidos está preocupado por la política energética de México. El Departamento de Estado criticó que en nuestro país se promueva el uso de energías sucias, sobre todo basadas en el petróleo. Señaló que eso complica alcanzar las metas propuestas en la reciente cumbre climática para contener el calentamiento global.

El portavoz del Departamento estadounidense, Ned Price, mencionó que Estados Unidos está preocupado por la promoción que ha hecho México en energías sucias.

Aunque declaró que esto podría dificultar “alcanzar las metas” en cuestión de clima confía en que México cumpla sus compromisos.

La fuerte relación que tienen ambas naciones les permite hablar con franqueza y de forma directa sobre potenciales preocupaciones. “Lo hacemos cuando se trata de la reforma al sector de la energía”, mencionó.

Ante los cuestionamientos de la prensa Price declaró. “El cambio climático es una prioridad para nosotros. También hemos escuchado que es una prioridad para el gobierno mexicano. Tiene que serlo. Tanto Estados Unidos como México son naciones que históricamente han sido grandes emisores. Claro que Estados Unidos es uno de los principales emisores del mundo; México también contribuye y ha contribuido a buena parte de la contaminación atmosférica, así que esto tiene que ser una prioridad para ambos países”.

Agregó que los Estados Unidos siguen hablando con México para que adopten energía limpia y así se garantice “un abasto de energía confiable y de promover la asequibilidad de la energía”.