VEME Digital » » “Estamos en guerra con la naturaleza y hay que hacer las paces”: ONU

“Estamos en guerra con la naturaleza y hay que hacer las paces”: ONU


By VEME - 12/4/20 11:35 AM



Nasa

Así describió António Guterres la guerra contra la naturaleza que estamos enfrentando.

Ayer, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas dio el discurso más fuerte que ha dado hasta ahora sobre la emergencia climática.

Entre otras cosas, dijo que “estamos en guerra con la naturaleza y hay que hacer las paces” porque este nuevo conflicto que enfrenta la humanidad no tiene precedente y podría destruir nuestro futuro antes de que nos demos cuenta de lo que realmente representa.

Además, Guterres alertó que las emisiones de gases de efecto invernadero están 62% más arriba que cuando empezaron las negociaciones climáticas en 1990 y, ante la situación, invitó a los líderes del mundo a que den un paso más hacia la neutralidad de carbono en 2021 y le sigan apostando a las energías renovables.

En diez días algunos líderes mundiales se reunirán con el secretario general para prepararse para la COP26 que se tuvo que posponer hasta el próximo noviembre y se espera que en las siguientes reuniones sobre el clima varios países adopten nuevos compromisos.

Greenpeace

Por su parte Greenpeace alerta que parece ser que la “única forma que hay para rescatar la economía mundial es rescatando a las empresas más contaminantes”; con la financiación a combustibles fósiles para superar la crisis económica mundial generada por la pandemia, Pilar Marcos, Responsable del área de Biodiversidad en Greenpeace.

En el documento, Haciendo Trampas al Clima, Greenpeace España apunta: “Se adivina la clara intención de algunos sectores económicos y modelos de negocio de mantener el business as usual mientras simulan abrazar el discurso de la descarbonización”.

La lucha contra el cambio climático está siendo un ámbito en el que las corporaciones se muestran especialmente astutas. Ya no pueden negar el cambio climático, lo admiten, pero ahora dicen “nos preocupa, podemos adelantarnos y proporcionar soluciones, no necesitamos regulación gubernamental”.

En este cambio de discurso está la clave del concepto de neutralidad tecnológica o de mercado, mantra que las empresas de combustibles fósiles están utilizando para evitar quedarse fuera de las ayudas financieras para la transición ecológica propuesta por el Pacto Verde o de la reconstrucción
económica post Covid-19.

El problema radica en que, en lugar de centrar los esfuerzos en la reducción de las emisiones brutas (mediante cambios sistémicos en los modelos de producción y transporte, abandono de los combustibles fósiles, desinversión en sectores responsables de deforestación, acortamiento de las cadenas de suministro, etc.), las empresas y sectores económicos están buscando maneras de mantener el status quo mientras construyen una narrativa vacía de contenidos pero llena de espejismos de cambio y falsas soluciones.

México

México es un país dependiente de los combustibles fósiles, cuya producción y oferta energéticas siguen estando cubiertas mayoritariamente por el gas y el petróleo.

El gobierno actual sigue  apostado a la energía fósil, haciendo del petróleo su mayor fuente de energía y de economía, invirtiendo en la construcción de la refinería de petróleo en Dos Bocas y socavando políticas para la generación de energía limpia.

Leer más

#EnergíaLimpia

Con info de ONU, Greenpeace