El Papa Francisco declina invitación para visitar México en 2021

Este martes la conferencia del episcopado mexicano dio a conocer que el papa Francisco declinó una invitación a nuestro país para conmemorar los 500 años de evangelización que se celebrará en 2021.

En un comunicado, la CEM dio a conocer que el pasado 1 de marzo, el Papa recibió a miembros del consejo de
la conferencia en el vaticano, ahí fue invitado al «jubileo de los 500 años de evangelización», sin embargo rechazó la invitación «porque argumentó que ya había venido al menos una vez y aunque en realidad le encantaría visitar México nuevamente, prefiere recorrer países que aún no ha visitado.

“El jubileo de los 500 años de evangelización se conmemora en el 2021, por lo que obispos le extendieron una invitación al Papa para celebrar juntos esta fiesta de la fe católica en el Continente, sin embargo, el Sucesor de Pedro respondió que, aunque le encantaría nuevamente visitarnos, ya había venido al menos una vez, y había otros países que todavía no había visitado”, refiere el comunicado de la CEM.

El boletín del Episcopado reveló que la reunión tuvo lugar el pasado 1 de marzo en el Vaticano, justo el día en el que el titular de Palacio Nacional envió la doble misiva al Palacio de la Moncloa en España y a la Basílica de San Pedro.

Durante la reunión, los miembros del Episcopado “mostraron el trabajo que la Iglesia realiza para la construcción de paz, y la disposición permanente de colaborar con el nuevo gobierno y con los distintos actores de la sociedad, en los procesos de pacificación”.

“Cercanos a los temas sociales que lastiman al país, los obispos mexicanos le compartieron el extenso trabajo eclesial que se ha hecho, particularmente, ante las caravanas de hermanos migrantes centroamericanos -continúa la comunicación-, y el apoyo que la Iglesia brinda sobre el tema de la trata de personas”.

En España, salvo Podemos, todo el espectro político manifestó su rechazo ante la petición que hizo el tabasqueño y respaldaron la posición del presidente Pedro Sánchez, quien “con toda firmeza” se negó a secundar la exigencia de AMLO.