VEME Digital » » Desde tu casa descubre: Samalayuca y Paquimé en Chihuahua

Desde tu casa descubre: Samalayuca y Paquimé en Chihuahua


By VEME - 09/18/20 10:14 AM




Custodian vestigios en dunas. Arenas Doradas, Ciudad Juarez.

A escasos 50 kilómetros de la mancha urbana de Ciudad Juárez, Chihuahua; Samalayuca, decretada recientemente como Área Natural Protegida, no sólo es el refugio de centenares de especies de fauna y de flora silvestre, en su sierra también se distribuyen 18 sitios arqueológicos con manifestaciones gráfico rupestres, correspondientes al Periodo Arcaico (6500 a.C.–500 d.C.).


Localizado entre los municipios de Juárez y Guadalupe, Samalayuca abarca más de 63 mil hectáreas y es el cuerpo de dunas altas —formadas por los procesos eólicos— más extenso de América del Norte. Además de ser hogar de anfibios, reptiles, mamíferos y aves, ha sido el paso de grupos humanos desde tiempos remotos.


De esa manera, “quedaron 18 sitios arqueológicos dentro de las tres poligonales establecidas en los años 90 y que integran lo que se denomina ‘área núcleo’. La gran parte corresponden a manifestaciones gráfico rupestres, y cuatro a materiales líticos y cerámicos vinculados a grupos nómadas.”

“Por otra parte, se contemplan ocho sitios en los alrededores de Samalayuca, que sería el ‘área de amortiguamiento’, y que conciernen a la poligonal de Área de Protección de Flora y Fauna Médanos de Samalayuca”, explicó.

La cronología que se tiene sobre la presencia humana más antigua en el municipio de Juárez, Chihuahua, y en particular para Samalayuca, es de 10 mil años, en el periodo Holoceno, que está asociado a la extinción de la megafauna en la porción del norte de América.

Sin embargo, no fue sino hasta el 500 d.C. cuando hubo un incremento en la población circunvecina en el área de Samalayuca. De ese lapso se tienen evidencias de grupos de seminómadas, de tipo estacional y permanente, así como un repertorio de implementos culturales como la aparición de la cerámica, el surgimiento de puntas de proyectil para arco y flecha, así como un amplio número de manifestaciones gráficas sobre los frentes rocosos de la sierra.

Paquimé: Casas Grandes

El término Paquimé, que en lengua náhuatl significa ”Casas Grandes”, se refiere tanto a la ciudad como a su área cultural específica, de modo que incluye las pinturas rupestres del área de Samalayuca, que representan las primeras imágenes del pensamiento americano, el valle ocupado por la zona arqueológica y las cuevas con casas de las montañas.

Hacia 1958 las investigaciones desarrolladas por el doctor Charles Di Peso, con apoyo de la Fundación Amerind, permitieron establecer una cronología para el lugar, integrada por tres periodos básicos: el periodo Viejo (10000 a.C.-1060 d.C.); el periodo Medio (1060-1475), y el periodo Tardío (1475-1821).

Paquimé amalgamó en su vida cotidiana elementos de las culturas del norte (por ejemplo, la Hohokam, la Anazasi y la Mogollón), tales como la arquitectura de tierra, las puertas en forma de paleta y el culto a las aves, entre otros, con elementos de las culturas sureñas, en particular de los toltecas de Quetzalcóatl, como el juego de pelota.

Paquimé fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO porque su arquitectura de tierra es un marcador cronológico en el desarrollo de las técnicas constructivas de ese singular tipo arquitectónico; todas las residencias y espacios están hechos con una técnica constructiva que empleaba barro batido, vaciado en moldes de madera y colocado hilada tras hilada, una sobre otra, hasta que se alcanzaba la altura prevista.


#DesdeTuCasaDescubre

Con info de INAH



TE RECOMENDAMOS