VEME Digital » » Democracia y Descontento en América Latina

Democracia y Descontento en América Latina


By VEME - 12/2/19 5:03 PM




Buzos en la diplomacia

By Gerardo Traslosheros

La paradoja de la tolerancia se le atribuye al filósofo austriaco Karl Popper, quien indica que si una sociedad es tolerante sin límites eventualmente será destruida por los intolerantes. Winston Churchill señaló que la democracia es la peor forma de gobierno, excepto por todas las otras formas de gobierno que han existido.

Hay dos visiones extremas e intolerantes que se repelen hoy en día en América Latina. La primera antepone la búsqueda del interés personal como la manera de lograr el máximo bienestar social. Se basa en el modelo económico neoclásico, en el que se fundamenta el neoliberalismo. Ese sistema considera que mientras haya menos Estado habrá mayor bienestar social. La otra visión extrema es la que promete justicia social a cambio de entregar la libertad política y económica, con un estado rector todopoderoso. Este régimen es empobrecedor pues cancela la iniciativa privada en aras de una promesa de igualdad. Ambas visiones son un veneno para los pueblos, son antidemocráticas y conducen al conflicto.

En realidad, mercado y estado se complementan. Hace falta un mercado libre que estimule la competitividad y la innovación, pero también hace falta un estado que cuide de la competencia económica para combatir a los monopolios que se apropian de las rentas de la sociedad, que ofrezca seguridad a los ciudadanos, y que cuide del medio ambiente y redistribuya el ingreso de manera más justa y equitativa. Entre las dos visiones extremas, hay una gran gama de posibilidades que son las que vemos en buena parte del mundo que vive bajo regímenes democráticos a pesar de sus muchas imperfecciones, con distintos niveles de seguridad social.

En efecto, un sistema que no ve por los demás podría sembrar el descontento y las semillas de su propia destrucción. Una sociedad que entrega su libertad a cambio de una supuesta seguridad estará condenada a la pobreza y eventualmente al fracaso. La gente que ha experimentado la libertad, o que la anhela con vehemencia, difícilmente podrá vivir en un régimen autoritario que imponga su visión extrema como verdad absoluta, ya sea de extrema derecha o de extrema izquierda.  

El Foro de Sao Paulo se creó a inicios de los años 90 a instancias de Fidel Castro y Lula da Silva. Era el fin de la guerra fría con la desaparición de la Unión Soviética, y la dictadura en Cuba se aferraba a no desaparecer una vez que su cordón umbilical había sido cortado. La izquierda latinoamericana, resentida por los golpes militares apoyados por Estados Unidos durante la Guerra Fría, que siempre había simpatizado con Cuba por haber sido líder en la resistencia contra el llamado imperialismo estadounidense, se había moldeado cerca de Cuba con la idea romántica de que ahí si había un auténtico socialismo que ofrecía un alto nivel educativo y salud universal, a pesar del altísimo costo en términos de la entrega total de libertades políticas y económicas. De ahí surgió el apoyo de personajes populistas bolivarianos como Chávez, Lula da Silva, la pareja Kirchner, Evo Morales y Rafael Correa, que ven en Cuba una fuente de inspiración ideológica. 

Sin embargo, Cuba es una dictadura sumida en la pobreza que cancela las libertades económicas y políticas. Los gobiernos bolivarianos han demostrado con creces que son autoritarios y que utilizaron a la democracia para llegar al poder, teniendo malos resultados económicos, excepto Bolivia, pero tienen una historia autoritaria en contra de la democracia. La insurgencia que vemos hoy en Chile, Colombia y Ecuador, entre otros, podría estar influenciada por fuerzas bolivarianas, pero sería imprudente soslayar que la desigualdad y la insatisfacción son causas inmediatas del descontento. Es importante que las clases pudientes contribuyan de mejor manera a la estabilidad social. Como dice el billonario estadounidense Nick Hanauer, de no lograrse un capitalismo más compasivo y generoso, podrán venir las horcas buscando justicia para entregar el poder a la izquierda radical.

By @Gtraslosheros


TE RECOMENDAMOS