VEME Digital » » ¿Democracia sin elecciones?

¿Democracia sin elecciones?


By VEME - 07/13/20 10:15 AM




SIGNOS VITALES

Alberto Aguirre

La primera decena de julio vio pasar tres fechas altamente significativas para el sistema democrático mexicano. El 1 de julio, las bases morenistas festejaron la “victoria histórica” del pueblo que derivó en la unción de Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de la República. Un día después, sin pena ni gloria, se cumplieron 20 años de la elección que llevó a Vicente Fox a Los Pinos y también del primer triunfo de AMLO como candidato, en los comicios por la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Y hace una semana –el 6 de julio no se olvida– se conmemoraron 32 años del “fraude patriótico” que llevó a Carlos Salinas de Gortari a la Presidencia, tras de una inverosímil derrota de Cuauhtémoc Cárdenas, abanderado del Frente Democrático Nacional, la formación política que aglutinó a la disidencia priista.

A lo largo de cuatro sexenios, el PRI-AN cerraron el paso a la izquierda partidista. La lentitud de la transición democrática permitió la consolidación de las instituciones electorales, sin importar el costo –financiero y político– extremadamente alto, mientras que el sistema de partidos nunca detuvo su degradación y la sociedad civil que tan persistentemente luchó por la apertura perdió la brújula… ¿cooptada por la mafia del poder?

De los protagonistas de esos primeros años de la alternancia, poco queda más allá del liderazgo moral de Cárdenas. Los primeros líderes de la derecha –Maquío, Luis H. Álvarez y Carlos Castillo Peraza– fueron suplantados por una generación de políticos y empresarios que abandonó las filas panistas.

Felipe Calderón y Vicente Fox prefirieron sus proyectos personales, en vez de procurar la consolidación del blanquiazul. Y con denuedo, ambos han sido críticos de AMLO, quien cumplió su promesa de acabar con los privilegios de sus antecesores y les retiró la pensión.

El futuro de México Libre está en manos del INE. ¿Y el de Vamos México? El exgobernador de Guanajuato acaba de aceptar la oferta de Cameo, una plataforma digital en la que fans pueden interactuar con celebridades y personalidades a través de videos personalizados. Fox Quesada será el primer expresidente en ese espacio virtual, en el que también participan Lindsay Lohan, Snoop Dogg, Lance Armstrong y Floyd Mayweather y otras estrellas retiradas y/o tocadas por escándalos mediáticos.

Si cobra 20 o 1,000 dólares por cada video-mensaje, dependerá de la demanda de la lealtad de sus seguidores. Pero esos recursos servirán para recaudar fondos para tres diferentes fundaciones de interés social, que incluyen Vamos México, confirmó la empresa tecnológica fundada en 2017, que se queda con 25% de los ingresos.

Del añejo reclamo democrático a la apuesta por la vía electoral y luego a la sustitución (pactada) del régimen del partido hegemónico por una democracia electoral que tras de tres décadas de elecciones sin impugnaciones y gobiernos divididos, dejó una estela de corrupción y una enorme insatisfacción entre los electores.

Los protagonistas de la transición quedaron rebasados por el partido-movimiento de López Obrador. Y las instituciones que la alternancia dejó como legado ahora están bajo asedio de la Cuarta Transformación.

“Estamos jugando con fuego”, advirtió la expresidenta del Tribunal Electoral, María del Carmen Alanís a mediados de la semana pasada, en un coloquio convocado por El Centro de Estudios de México en España (UNAM) para debatir sobre el “fenómeno político mexicano”.

La narrativa de la Cuarta Transformación, a juicio. Y también, los saldos de la “democracia tardía”, de acuerdo a las definiciones del economista Rolando Cordera Campos. Los cuestionamientos a la legitimidad y la eficacia de los órganos autónomos concitaron a la exmagistrada presidenta del TEPJF; a la excomisionada presidenta del Ifai, Jacqueline Peschard y al expresidente consejero del IFE, José Woldenberg Karakowsky. Un cuarto convocado, Arturo Núñez Jiménez, canceló a última hora… por motivos de salud. Su lugar en el primer conversatorio fue ocupado por Cordera, quien fue testigo de los dos debates, en los que también participaron Jaime Cárdenas Gracia, exconsejero electoral y ahora funcionario de la 4T, y Emilio Rabasa, excónsul de México en Boston.

Los demócratas liberales, en defensa del legado de la alternancia y contra el populismo rampante. Este último tema propició un interesante intercambio entre Alanís y Cárdenas Gracia –quien además de sus actividades académicas fue diputado federal y participó en el equipo de transición del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia– y condenas sumarias de Peschard y Woldenberg.

Este gobierno, dijo la expresidenta del Ifai, incurre en la manipulación de la legalidad. “Desde la Presidencia hay una idea excesivamente primitiva de la democracia”, lamentó el expresidente del IFE. 

La 4T apostó por el debilitamiento, no la desaparición del INE… ¿Y del Inai? La elección de los nuevos consejeros electorales entrará a su etapa final y ahora se verá si Morena coloniza a ese organismo o pacta con las demás fuerzas políticas.



TE RECOMENDAMOS