El discurso de Daniel Buren gira en torno a la re-contextualización del arte, llevándolo al territorio de lo arquitectónico y lo urbano. Con un lenguaje de rigor y coherencia que ha desarrollado a lo largo de su carrera, Buren acentúa aspectos de la arquitectura y el paisaje, utilizándolos como medio para realizar composiciones que discuten la relación entre el ser humano y su entorno físico.

Empleando elementos básicos, materiales simples, figuras geométricas, colores sólidos y sus características líneas de 8.7 cm, Daniel Buren genera obras creadas especialmente para el sitio en el que se presentan, lo que él define como trabajos in situ.

La fuente de 5 colores para México, trabajo in situ está pensada y producida exclusivamente para la fuente central del complejo ARTZ Pedregal, haciendo un diálogo con el espacio e interactuando con el entorno: agua, luz natural y color. Hecha de mármol, cancelería y cristales de colores la pieza mide 10.80 m de diámetro por 4.40 m de alto.

La pieza obtuvo el Premio de Adquisición ARTZ Pedregal para Espacio Público 2017, premio destinado a esculturas e instalaciones para el parque de 5,000 m2, espacio hecho con la intención de contribuir y generar espacios urbanos y socioculturales para poder brindar un encuentro incidental con el mundo del arte en la ciudad de México.

La fuente de 5 colores para México, trabajo in situ estará abierta al público a partir del 9 de marzo de 2018.