El tres veces candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas convocó a revertir las reformas estructurales, particularmente la energética, la educativa y la laboral, debido a los efectos negativos que, a su juicio, han generado al país. Al conmemorar el 80 aniversario de la expropiación petrolera en el Monumento a la Revolución,  llamó a rectificar las enmiendas a los artículos 25, 27 y 28 de la constitución, a fin de que el sector petrolero y el servicio de energía eléctrica sean nuevamente considerados como estratégicos y de gestión exclusiva por parte del Estado.

En su discurso, sostuvo que el proyecto de cambio en México está definido en lo esencial y debe considerar el desmantelamiento de las estructuras institucionales, económicas, políticas y sociales creadas en las décadas de subordinación política y económica, así como de exclusión social.

Cárdenas hizo una guardia de honor en el mausoleo dedicado a su padre, el General Lázaro Cárdenas, artífice de la expropiación petrolera ubicado en el Eje Central en la calle Doctor Erazo, en la Colonia Doctores.