VEME Digital » » Crónica de un accidente ¿Y el seguro apá?

Crónica de un accidente ¿Y el seguro apá?


By VEME - 10/4/19 9:23 AM





Una tarde cualquiera de un día cualquiera venía circulando bastante despacio, diría yo, por una calle de esas que hay tantas en la ciudad.

Desconocida, pequeña, con coches estacionados a ambos lados y apenas se puede circular de un sentido. Claro la calle es de doble sentido. 


En algún momento un taxi se paró frente a mi. Mientras yo trataba de esquivarlo se dio en reversa. Resultado. Me chocó. Debo decirlo, el coche no aguantó. Se cayó la defensa, se rompió la parrilla, parecía perdida total. No tanto pero sí fue muy aparatoso para un rozón de reversa. 


En fin, el taxista se baja, me ayuda a acomodar el coche para que no estorbe, de por sí no cabe ni un coche. Nadie dice nada. No se echan culpas. No se levanta la voz. 


Estas cosas pasan andando en las calles de esta ciudad, me dice el taxista. Sin más cada uno toma el teléfono y llama a su aseguradora. Sí los dos traíamos seguro. 


Mi seguro, de una de las aseguradoras más reputadas del mercado, tardó casi una hora en llegar. De mal humor, era la hora de comer. Yo no había comido, supongo él tampoco. Tuve que llenar varios papeles, dar mi versión de los hechos, entregar papeles. 


El ajustador se asoma, ve al taxista y me llama aparte. Seguro no trae seguro, valga la redundancia, y si trae seguro es de una mutua. Lo más que pueden hacer por ti es mandar el coche a uno de sus talleres. Nosotros no tenemos ningún tipo de relación o convenio con ese tipo de mutuas. Ya de mal humor, me dijo lo peor que puede pasar es que se tengan que ir al juez de distrito para que te pague el choque. A lo que yo pregunto, pero yo tengo seguro. Puedo pagar el deducible y que se lleven mi coche. No, como no fue su culpa no puede pagar el deducible. El seguro del taxista se tiene que hacer cargo. Pintaba mal la cosa. Muy mal. El seguro del taxista llegó se tardó otra media hora.

Llegó en una moto con nombre de otra empresa que no era la de los papeles que tenía el chofer. Cuarenta minutos después, de sacar fotos, llenar papeles, juntar firmas. Dialogar con el ajustador de mi reputada aseguradora. Viene. Máximo veinte años y dice.

El seguro no se puede hacer cargo del accidente. Ni siquiera llevarlo a un taller de dudosa reputación con los que trabaja.

 Mientras pasaba todo esto investigué la aseguradora del taxista. La que le dio los papeles de nombre… ni siquiera la encontré, la de la moto SPT seguros  sí tiene página web y demás.

En su publicidad dice haber asegurado a más de 15 000 taxistas. No sé para qué si no sirve de nada. El chofer del taxi me enseñó su póliza y había pagado más de 4000 pesos por ella. 


Viene el representante de SPT, y ya subiéndose de regreso a la moto, le pido explicación. ¿Por qué no se puede hacer cargo? Primero porque cambió la versión de los hechos. Cuando venía para acá tenía entendido que la culpable había sido usted. Aquí me entero que fue él. De haber sabido ni vengo. 


Dos aunque no haya cambiado la versión en el contrato de su seguro. El cual saca, diez hojas con letra tan chica que no puedo leer y me enseña un apartado. Si el choque se produce en reversa no se cubre el siniestro. 

Mi reputada aseguradora – GNP- hace un avalúo, que resulta ser cuatro veces mayor al gasto total de los arreglos, y me dice. El señor tiene que pagar esto ahora, o se llama a la patrulla. Claro que el chofer no tiene ese dinero. Nadie lo tiene para eso saca uno un seguro.

Me pide, el chofer que se pague el deducible que es menos de la mitad del monto estimado de gastos. 


GNP me dice que no. Debido a que yo no tuve la culpa no puedo pagar mi deducible, ¿de qué me sirve mi seguro? pregunto. Pues si quiere llamar a la patrulla le proveemos un abogado, pero sepa que de llamarse, la policía tarda más de dos horas en llegar.

Tiene razón mientras estábamos parados ahí pasaron como tres patrullas y ninguna se quiso parar. Después se llevan los coches al corralón, después se remite a un juez, después llaman a un perito, después… en fin son casi 48 horas. Y puede que el perito decida que no fue culpa de nadie. Mientras tanto y en caso de que el taxista fuera encontrado culpable, su taxi se tiene que quedar en el corralón.


Tengo que decirlo, en ningún momento el taxista no quiso hacerse cargo. A pesar de que su familia y él viven del taxi. 


El ajustador de SPT se fue, no quiso siquiera esperar a la policía, GNP desapareció. Para no hacer el cuento largo, más largo digo. El taxista llamó a un amigo suyo chapistero y él arregló el coche. El taxista corrió con los gastos hizo un trato con su amigo. Una buena persona. Los dos el taxista y su amigo chapistero me ayudaron, me arreglaron el coche, me invitaron incluso a su casa. Gente buena si hay. Lo que no es justo es que paguen justos por pecadores. Me dolió que él tuviera que hacerse cargo, que yo no tuviera para solventar esos gastos. Que él tuviera que dejar de trabajar un día completo y sobretodo que su seguro lo votara sin más. 


También el mio tengo que decirlo no me ayudó en nada. No resolvió nada. 


A saber:


1. La mayor parte del parque vehicular público taxis y microbuses tienen estos seguros con mutuas que al final no van a resolver nada. Es un trámite para no estar circulando sin seguro.

Casi el 100% de este parque vehicular No tiene seguro, no realmente, no que vaya a responder por daños a terceros. 
Según el gobierno de CDMX:

En México sólo existen dos Sociedades Mutualistas debidamente autorizadas.

Actualmente, sólo hay dos Sociedades Mutualistas en nuestro país debidamente autorizadas: SPT, Sociedad Mutualista de Seguros y Torreón, Sociedad Mutualista de Seguros; es importante que lo consideres si alguna otra sociedad te asegura que opera bajo esta modalidad.


“Mutualidades” no son reguladas por la CONDUSEF, por lo que una queja debido a la falta de cumplimiento con un tercero no puede ser atendida por esta Comisión.

A diferencia de las instituciones de seguros, las sociedades mutualistas solamente pueden operar determinados tipos de seguros (vida, accidentes y enfermedades y daños) y no deben tener fines de lucro para la sociedad ni para sus socios, por lo que deben cobrar solamente lo indispensable para cubrir los gastos generales que ocasione su gestión y para constituir las reservas económicas necesarias a fin de poder cumplir sus compromisos para con sus miembros, en caso de algún siniestro.

Cabe señalar que una parte del transporte público en la Ciudad de México se encuentra bajo la modalidad de “Mutualidad”, por ello es importante que si te ves involucrado en algún percance te asegures de que cubrirán los daños ocasionados, ya que por no tratarse de instituciones financieras la CONDUSEF no puede atender las quejas debido a algún incumplimiento.

https://www.gob.mx/condusef/prensa/sabes-que-es-una-mutualista?idiom=es

GNP y demás aseguradoras autorizadas

2. Cuando tengan un accidente y quieran que su seguro pague o cubra los gastos (que para eso se contrata) no declara ni firmar nada antes que todos los ajustadores lleguen y si es posible echarse la culpa del siniestro. Si no el deducible no tendrá efecto y tendrá que pagar todo el siniestro. El seguro se lavará las manos. 

Conclusión

El choque salió en 2600 MN vs los 14000 presupuestados por GNP estuvo arreglado en dos días vs el mes y medio.



TE RECOMENDAMOS