VEME Digital » » Consideraciones sobre la tragedia de Tlahuelilpan

Consideraciones sobre la tragedia de Tlahuelilpan


By VEME - 01/21/19 9:37 AM




Consideraciones sobre la tragedia de Tlahuelilpan:

1. Para perforar un ducto que lleva combustible se necesitan saber varias cosas: por donde pasa, qué lleva, si tiene combustible, a que profundidad está y, lo más importante, cómo se hace la perforación. Es decir: se tiene que ser un experto.

2. Las personas que estaban en el lugar de los hechos no eran dos ni tres, eran cientos. Lo mismo ha ocurrido cada vez que se perfora un ducto, lo que quiere decir que ese comportamiento está coordinado, alguien les avisa.

3. Los bidones que llevaban no los acababan de comprar, los tienen desde hace tiempo y los usan con ese fin. Ni se los encontraron ni hay un Walmart a mitad del campo o un Home Depot. Particularmente para surtir esa cantidad.

4. Lo anterior desvela que este comportamiento y estas prácticas están normalizado en la sociedad, a tal grado que preferimos comprar robado a no tener y excusamos este tipo de comportamiento como un modus vivendi. Por cierto, entre quien roba combustible, quien orquesta todo el movimiento, quien lo compra robado a sabiendas que es robado y quien dice “no importa que lo vendan robado, con tal de que no haya desabasto”, no hay ninguna diferencia.

5. Por último, existe en la sociedad mexicana un gran desprecio por la vida humana. Desde aquellos que perforan un ducto sabiendo que eso pone en peligro a la gente hasta aquellos quienes se burlan de los quemados y se atreven a decir, desde lo más alto de su superioridad moral cual curas de iglesia, que se lo merecían. Somos incapaces de ser empáticos.

Y luego dicen que no necesitamos una Cartilla Moral.

Alfredo Peñuelas Rivas

Escritor, profesor e investigador. Dr. en Ciencias Sociales y Humanidades por la UAM Cuajimalpa. Es Coordinador de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la UVM Tlalpan y es colaborador en la revista Nexos

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de Veme.digital



TE RECOMENDAMOS