VEME Digital » » ¿Circe en Morena?

¿Circe en Morena?


By VEME - 09/30/19 9:07 AM




SIGNOS VITALES

Alberto Aguirre

A las puertas de Palacio Nacional, Mario Delgado Carrillo se apropia de la propuesta del jefe de Morena. Faltan dos meses para la renovación de la directiva partidista y el legislador federal vuelve a levantar la mano para ocupar la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Los documentos básicos del partido en el poder definen un sistema indirecto para elegir a los 3,000 delegados al Congreso Nacional del próximo 23 y 24 de noviembre. Y ese universo —de acuerdo al Estatuto— elegirá a los 300 nuevos integrantes del Consejo Nacional, entre quienes emergerían las planillas para competir por los 21 cargos disponibles en el CEN y las cinco posiciones de la Comisión de Honestidad y Justicia.

La primera fase de la interna priista trascurrirá escalonadamente. Dentro de tres semanas comenzarán los congresos distritales, donde se elegirán 10 delegados en cada una de las 300 demarcaciones en las que se divide el mapa electoral del país. Podrán votar sin restricciones aquellos registrados en el padrón de militantes.

“Resulta preocupante que a menos de 20 días de las primeras asambleas distritales, nadie pueda conocer formalmente la condición de su militancia”, advirtió Delgado Carrillo, “el padrón es un misterio”.

Para postularse como delegados al Congreso nacional, empero, aquellos afiliados que ostenten un cargo de elección popular, así como los funcionarios públicos y los integrantes de órganos partidistas de conducción y ejecución, deberán separarse de tales funciones.

“Vayamos a un proceso sin simulaciones ni politiquerías, donde prevalezca el respeto, la tolerancia, el debate de ideas y se transparente el padrón de militantes”, planteó el coordinador de la bancada morenista, en una paráfrasis a conveniencia de los postulados lopezobradoristas.

“No puede subestimarse su consejo, nadie conoce mejor a Morena que él”, justifica tras pronunciarse a favor de aplicar tres encuestas —“públicas, confiables y verificables”— para elegir al nuevo líder partidista. Los participantes, previo acuerdo político, quedarían comprometidos a aceptar el resultado de las mediciones, incluso si no les favoreciera.

Justo hace un mes, AMLO habría sugerido la aplicación de una encuesta ante diputados y senadores. En el hotel Hilton Alameda, los integrantes de las bancadas morenistas en el Congreso de la Unión también escucharon del primer mandatario la promesa de abstenerse de influir en la definición sobre el nuevo dirigente y la advertencia de que nadie debía desviar recursos del erario a las actividades partidistas.

“No vamos a permitir que se actúe de manera facciosa, no vamos a hacer lo mismo”, dijo aquella vez el Ejecutivo federal. “El gobierno no va a intervenir en el proceso interno de Morena y yo no voy a participar (…) ¿Qué les digo aquí a los legislantes de Morena? Cuiden a Morena”.

AMLO reiteró lo que anteriormente había asegurado en una conferencia de prensa matutina, a propósito del pleito interno por la mesa directiva del Senado: si el partido se echaba a perder y se convertía en un partido corrupto y antidemocrático, renunciaría a la organización.

“¡Que se vayan al carajo los ambiciosos vulgares!”, rubricó.

Y sobre la renovación de la directiva partidista, formuló una recomendación, a título personal: evitar rupturas con la aplicación de encuestas. “Por muy limpio que sea el proceso, siempre va a quedar un resentimiento. No hay todavía la madurez suficiente en algunos”, lamentó.

AMLO recordó que en la definición de la candidatura presidencial del 2012, Marcelo Ebrard no escuchó el canto de las sirenas y declinó a su favor… tras conocer los resultados de las encuestas.

En el caso de la elección de la nueva directiva partidista —precisó— las encuestas serían antes de las elecciones. Igual que el acuerdo político que evitaría la elección. ¿Candidatura de unidad, entonces?.

El método de encuesta, según el artículo 44 del Estatuto vigente, aplica única y exclusivamente para la elección de candidatos de Morena a ser postulados en procesos electorales constitucionales. El 11 de septiembre, la presidenta del Consejo Nacional de Morena, Bertha Elena Luján, formuló una consulta sobre su aplicación en el proceso interno en curso. “Dicho supuesto no se encuentra contemplado en la norma estatutaria”, respondieron los integrantes de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia.

Ayer mismo, Luján anunció públicamente que renunciaba a la presidencia del consejo nacional para inscribirse en el congreso distrital y ser elegible en noviembre. Delgado tendría sólo dos semanas más como coordinador de la bancada morenista.

Antes de presentar su renuncia, Luján presidió la sesión en la que los consejeros definieron hacer público el padrón de militantes, actualmente bajo custodia del secretario general del partido, Leonel Godoy.

“Nadie debe dejarse llevar por el canto de las sirenas porque nadie tiene más autoridad moral que nuestro líder histórico. No dejemos de escucharlo nunca”, insistió Delgado, quien sostuvo que las encuestas “quitarían mucha tensión en las asambleas distritales y limitarían la tentación de muchos enemigos externos, que buscarían influir para desorientarnos y desprestigiar al movimiento”.

Yeidckol Polevnsky también se apropió del discurso presidencial y, acompañada por medio centenar de simpatizantes, acudió al consejo nacional para insistir en la adopción del método de encuestas y apeló a la voluntad política de los interesados.

“¿Alguien cercano al presidente puede ir en contra de lo que propone?, yo creo que no”, ironizó. “No sé por qué les da miedo que haya una encuesta, si las encuestas son recibir la voluntad de la sociedad”.

EFECTOS SECUNDARIOS

CUOTAS. Asolada por la inseguridad en el Bajío, la iniciativa ha buscado soluciones. Y conscientes de la alta incidencia de asaltos y secuestros en la red carretera federal y local, Grupo México se hizo cargo de la terminación del libramiento Silao-Guanajuato, una vía de cuota que requirió una inversión de 680 millones de pesos para su conclusión. Ese tramo de cuatro carriles cuenta, además, con un centro de videovigilancia, con tecnología de última generación.

CONSTRUCCIÓN. Productores de vino, queso y productos agropecuarios del Bajío acudieron hace 10 días al VinoFest 2019 en Aguascalientes. Ante el crecimiento de los valles de Guadalupe y Parras, autoridades y empresarios quieren recuperar la tradición vitivinícola y la reactivación de un sector de la economía regional. Este encuentro anual se enmarca en la estrategia de diversificación turística instruida por el gobernador Martín Orozco Sandoval que busca convertir a la entidad hidrocálida en un destino de calidad y talla internacional. Jorge López Martín, secretario de Turismo estatal, dijo que una muestra del éxito de esta estrategia quedó demostrada en una derrama económica de casi 75 millones de pesos y más de 103,000 visitantes.

By @Aguirre_Alberto



TE RECOMENDAMOS