VEME Digital » » ¿Censura cibernética?

¿Censura cibernética?


By VEME - 10/2/19 9:29 AM




SIGNOS VITALES

Más por razones económicas que vocación comunicacional, el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa —a través de Alejandra Sota—se volcó a las redes sociales a través de Twitter. En el sexenio de Enrique Peña Nieto, la estrategia digital quedó a cargo de Alejandra Lagunes, quien diseñó un modelo de negocios que canalizó la publicidad oficial a Google y Facebook.

Los medios merecían otro sistema comercial que les compensara mejor, en función de su penetración. Pero las asesoras presidenciales recompensaron, en primera instancia, a sus amigos. Y después, a los agregadores y plataformas que fueron leales a los gobiernos de antaño. Algunos creadores de contenido para YouTube —aunque sean fake news y promulgadores de campañas de odio— son los preferidos de la Cuarta Transformación.

Una década después de las primeras incursiones en las redes sociales, Twitter sigue siendo el ecosistema en el que la clase política mexicana —funcionarios gubernamentales y dirigentes partidistas— dialoga con sus pares y con sus bases no obstante las difamaciones, las obscenidades y las agresiones imperantes.

Comparitech acaba de divulgar un reporte sobre las solicitudes de eliminación de contenido tramitadas por agencias gubernamentales de todo el mundo, incluidas aquellas resueltas en los tribunales, para rankear aquellos gobiernos más censuradores del contenido en línea, así como los canales más atacados.

Los regímenes totalitarios serían los más ávidos en controlar los datos en línea, ya sea en redes sociales, blogs o ambos. Sorprendentemente, según el reporte elaborado por Paul Bischoff, China sólo figura en el top 10 de una categoría.

Una revisión del acumulado de solicitudes de contenido en todos los canales muestra que India y Rusia están muy por delante, representando 19.86 y 19.75% del número total de solicitudes de remoción (390,764), respectivamente. Sin embargo, estos dos países no siempre dominan los primeros lugares en todos los canales, como podemos ver a continuación.

El equipo de investigación Comparitech analizó los datos de los informes de transparencia de los gigantes tecnológicos para determinar qué gobiernos intentan censurar más. India encabeza la lista de la mayoría de las solicitudes de eliminación por parte de un gobierno; sin embargo, México está entre los cinco primeros con 25,036 solicitudes de eliminación de contenido realizadas desde el 2009. Son cinco listados. Facebook es la red social que registra más peticiones de remover contenidos y la India está a la cabeza entre los 20 países con más requerimientos, con 70,815 solicitudes, mientras que Rusia —con 61,471— es el mayor demandante en Google, y Turquía —con 30,183— lo es en Twitter.

Google ofrece acceso, a través de un “reporte de transparencia”, al acumulado de solicitudes tramitadas desde julio del 2010 respecto de su servicio de búsquedas en la web y las plataformas Blogger y YouTube. Hasta julio del 2018, se habían acumulado 115,301, de las cuales Rusia había tramitado 53.31%; mientras que Turquía (9%) y Estados Unidos (6.91%) también destacan en ese listado.

¿En qué año se registraron más solicitudes de eliminación de contenido de Google? El boom se produjo en el 2016 cuando hubo un aumento de 168.13% en el número de solicitudes (22,515 en total), principalmente por el aumento de 378% de Rusia (que aumentó de 2,761 en el 2015 a 13,209 en el 2016). Tres de cada cuatro de esas solicitudes estaban relacionadas con la seguridad nacional, y 98% de estas solicitudes involucraba a YouTube.

La revisión de las solicitudes enviadas a Twitter comprende un periodo que va de enero del 2012 hasta julio del 2018 y sólo contabiliza las demandas legales para eliminar el contenido recibido por Twitter, dado que la plataforma no ofrece un desglose sobre las solicitudes tramitadas por funcionarios gubernamentales en apego a las Reglas de Uso.

El gobierno de Turquía, 55.23%, fue el principal originador de solicitudes de eliminación de contenido recibidas por Twitter, mientras Rusia —con 21.17%— se ubicó en el segundo sitio.

El mayor salto en las solicitudes de eliminación de contenido de Twitter se produjo en el 2013 cuando hubo 435 solicitudes de eliminación (806% más que en el 2012). La mayoría de estas solicitudes (72%) se generó en Francia.

En el periodo, el mayor número de solicitudes de eliminación de contenido se produjo en el 2018, con 23,464 (84% más respecto del año anterior).

En Facebook, 33.33% de las solicitudes de eliminación de contenido fue generada por entidades gubernamentales de la India. En segundo lugar se ubicó Francia, con 20.23% y en tercer lugar apareció México, con 11%, equivalentes a 24,872 solicitudes.

Hace dos años, Facebook recibió un requerimiento de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, alegando que una página y un perfil estaban involucrados en la venta no autorizada de productos regulados. La compañía digital determinó que el contenido denunciado no violaba los Estándares de la Comunidad de Facebook, pero estaba restringido en México.

Google, por su parte, ha tramitado tres solicitudes —una de un alcalde, y otra de un alto oficial del gobierno federal; ambas para eliminar un video de YouTube— que buscaban la eliminación de contenidos, por difamación. Los tres eran señalamiento sobre presuntos actos de corrupción no sancionados por las autoridades civiles o judiciales. Ninguno fue eliminado.

En una década, Google ha nominado 340 contenidos para su eliminación y ha recibido otras 128 solicitudes.

EFECTOS SECUNDARIOS

INÉDITO. Antier concluyó la 74ª Asamblea General de la ONU y por primera vez 23 organizaciones de verificación de hechos de 17 países coordinaron esfuerzos para verificar las declaraciones del evento. Gracias a los esfuerzos de la Red Internacional de Verificación de Hechos, del Poynter Institute, fue posible detectar las fake news generadas a partir de la irrupción de Greta Thunberg. Los engaños que rodean a la familia, la imagen y el activismo de Thunberg han proliferado en todo el mundo.

RENOVABLES.  La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, realiza revisión del proyecto solar fotovoltaico Puerto Libertad, ubicado en aquel estado, que es el resultado del esfuerzo del consorcio entre la compañía mexicana TUTO, de Grupo Alego, y la compañía de origen español Acciona Energía, que entró en operaciones el primer semestre de este año. Ésta es una de las plantas solares más grandes de América Latina y el mundo y cuenta con la capacidad para cubrir la demanda de electricidad de 583,000 hogares mexicanos, además de que representa un efecto de limpieza en la atmósfera de 46 millones de árboles, por lo que es un contribuyente importante para cumplir con las metas de energía limpia del país proyectadas para el 2030 y el 2050.



TE RECOMENDAMOS