VEME Digital » » Historia de la Carrera Panamericana

Historia de la Carrera Panamericana


By VEME - 10/11/19 10:57 AM




Historia


Conocida mundialmente en su etapa inicial como la Mexican Road Race, la competencia deportiva de automotores recibiría a la postre el nombre de La Carrera Panamericana, La Carrera; este evento deportivo tipo rally fue catalogado como uno de los más importante en su género debido a la amplitud del recorrido, mismo que incluso llegó a superar al de las Mil Millas y la Targa Florio de Italia.


La competencia ganó rápidamente el reconocimiento internacional y atrajo la atención de los amantes de la velocidad hacia México, país que ganó fama como un destino turístico exótico y económico que ofrecía grandes posibilidades. Corrían los años cincuenta y en aquellos tiempos la difusión de la justa se efectuaba por radio en territorio nacional, y al resto del mundo a través del cine y diversos reportajes.


A lo largo de sus ediciones, este evento automovilístico ha conseguido la asistencia de pilotos icónicos de cada época. Los conductores estrella de los años cincuenta hicieron su aparición en La Carrera montados a bordo de vehículos de renombre como Ferrari, Osca, Lancia, Mercedes, Porsche o Masserati, además de las norteamericanas Ford y Oldsmobile


La historia de La Carrera se divide en dos etapas: la antigua que va de 1950 a 1954; y la moderna que relanzó el recorrido en 1988. Fue durante la etapa antigua que la Carrera Panamericana ganó su prestigio a nivel internacional, siendo por ello denominada como Los años de oro de la Carrera Panamericana.

La Carrera Panamericana nació en 1950 y era una prueba de velocidad de extrema dureza que transcurría en un tramo de la recién construida Autopista Panamericana, cuyo recorrido se iniciaba en El Paso en Texas hasta la frontera con Guatemala, corriéndose en territorio de México, con una longitud aproximada de 3000Km, aunque algunas ediciones llegaron a 3112Km. Famosa y a la vez mítica, no despertó al comienzo la atención de las casas europeas. En la lista de inscritos de la primera edición, figuraban sólo nombres locales, todos con grandes berlinas estadounidenses, más o menos elaboradas.

Su duración era de cuatro a seis días, con etapas realmente muy difíciles y un recorrido muy duro, ya que buena parte de los caminos eran de tierra o bien, aunque estuviesen asfals al sprint debido a sus grandes rectas, y velocidades a veces superiores a los 230Km/h, todo esto unido a las grandes potencias de los vehículos, llevaba al agotamiento extremo de los pilotos con salidas de pista y accidentes.

La ruta transcurría desde Ciudad Juarez, hasta El Ocotal en la frontera con Guatemala, de Norte a Sur en los primeros años, aunque luego la prueba se realizó en sentido contrario.

Desde 1951, La Carrera Panamericana atrae a los mejores pilotos europeos
La Carrera Panamericana de 1951 generó bastante expectativa alrededor del mundo y por esta razón se decidió modificar la fecha del evento al mes de noviembre, justo al final de la temporada norteamericana y europea de carreras con la finalidad de atraer a más competidores profesionales.
Para ese año, la ruta se hizo a la inversa de la edición anterior debido principalmente a que la infraestructura en el norte del país era mayor que en el sur del país, favoreciendo el trabajo de los medios de comunicación.

La última Carrera de la época de oro en 1954


El evento de 1954 sería el último evento de la época de oro de “La Carrera Panamericana”, por lo menos durante los siguientes 34 años hasta que el promotor de eventos de automovilismo, Eduardo de León, la reviviera.
Durante la quinta Carrera Panamericana de 1954 las categorías que contendieron fueron cinco: Sport Mayor, Sport Menor, Turismo Mayor, Turismo Especial y Turismo Europeo, con lo que se podía participar con autos que no fuesen del tipo estándar ya que en ciertas categorías se permitían modificaciones al automóvil. La carrera dio inicio, como era costumbre, el 19 de noviembre de 1954 en Chiapas y terminó el 23 de ese mismo mes y año en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Un impasse de tres décadas para la Carrera


En 1954 se celebró la quinta y última carrera, ya que al año siguiente fue suspendida por los accidentes ocurridos y por el trágico incidente ocurrido en 1955 durante la competencia de las 24 Horas de Le Mans, en Francia.
En agosto de 1955, a tan solo cuatro meses del inicio de La Carrera, el gobierno mexicano decidió cancelar el evento. Al parecer existían cierto peligro que representaba el evento, tanto para participantes, como para el público en general. Este argumento cobró mayor validez después del trágico incidente en la carrera 24 Horas de Le Mans cuando el piloto de Mercedes-Benz, Levegh, se estrelló con otro auto y ambos se estrellaron contra el muro de espectadores.

LA ETAPA MODERNA de la carrera panamericana


Treinta y cuatro años tuvieron que pasar para que La Carrera Panamericana volviera ser parte fundamental de la historia del automovilismo en el país. En 1988 un grupo de entusiastas promotores entre los que destacan el Ing. Pedro Dávila y Eduardo de León, intentan y consiguen revivir La Carrera Panamericana, convocando para ello a las diferentes agrupaciones automovilísticas del mundo para su celebración.
De este modo, inicia en 1988 un nuevo ciclo para La Carrera con el arranque de la 1ª Carrera Panamericana, pero ahora en su etapa moderna. Para ello, se creó un nuevo reglamento dentro del cual se reserva la competencia para automóviles fabricados entre los años de 1940 y 1965, dependiendo de la categoría, pero permitiendo la modernización de las unidades en los aspectos de suspensiones y seguridad.


En los primeros años de la prueba, la competencia arrancó en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, al sur del país. Sin embargo, en 2009 el sitio de partida fue trasladado a la ciudad costera de Huatulco, en el estado de Oaxaca. Sin embargo, para 2010 inició nuevamente la carrera en Tuxtla Gutiérrez, para volver a alternar en 2011 con el arranque en Huatulco.
Durante la edición del año 2012 la marca de salida se dio en la ciudad de Veracruz, desde donde iniciaría también la Carrera efectuada en el año de 2014. La meta ha sido cambiada igualmente de manera alternada, tenido lugar en la ciudad de Nuevo Laredo, en el estado norteño de Tamaulipas, como en la ciudad de Zacatecas en el estado del mismo nombre.

A partir de entonces, la Carrera se ha convertido en el evento deportivo automotriz tipo rally más importante de nuestro país, además de conservar su relevancia a nivel internacional conformándose a su alrededor una historia que continúa sumando memorias y anécdotas que entrelazan velocidad, maquinaria y precisión. Los autos clásicos son modificados para cumplir con las normas de seguridad modernas y para seguir gozando de la experiencia única de correr los vehículos automotores en carreteras abiertas a máxima velocidad.

Labor Social


Durante los últimos 7 años Fundación Telmex ha entregado más de 600 sillas donadas en las últimas 7 ediciones de La Carrera Panamericana.
Lo más importante de La Carrera Panamericana es la gente, es decir, es el espíritu que emana de ella y que año tras año la sigue. Es un evento con solidado cuya principal característica que tiene es

la hospitalidad del mexicano. En segundo término, está la gran competitividad que han alcanzado las tripulaciones con su gran preparación y experiencia.


 El “Espíritu de la Carrera” es sin lugar a dudas el motor que atrae a los competidores a vivir una verdadera aventura mexicana. Sin duda la leyenda continúa…

Sectur

Llevar a cabo una sinergia entre la Secretaría de Turismo y el Comité Organizador de La Carrera Panamericana para el fortalecimiento del mercado interno y el incremento en la captación de

divisas a través de la plataforma de exposición y promoción turística que ofrece esta icónica competición para los destinos sobre los cuales cruza su ruta.

Alrededor de la justa, se llevan a cabo actividades complementarias que apoyan la oferta local, regional o nacional de atractivos turísticos favoreciendo una fuerte derrama económica y fortalece la creación de empleos y la generación de eventos alternos.



TE RECOMENDAMOS