VEME Digital » » Capitolio vuelve a sufrir un ataque

Capitolio vuelve a sufrir un ataque


By VEME - 04/5/21 11:04 AM



especial

El recuerdo del pasado 6 de enero regresó a Washington el viernes porque el Capitolio volvió a sufrir un ataque. Noah Green, de 25 años, embistió con su coche una de las entradas de seguridad del Congreso, hiriendo a un policía y matando a otro oficial del Capitolio. Tras salir de su automóvil con cuchillo en mano, Noah fue abatido por los oficiales. Hasta el momento, las autoridades descartan que sea un atentado terrorista y sospechan que Green padecía alguna enfermedad mental ya que, días antes, publicó un texto en Facebook en el que dijo que la CIA y el FBI querían controlarlo.  

La Policía del Capitolio estadounidense está sumida en una grave crisis luego de los recientes ataques contra el recinto legislativo: primero el asalto de una turba del 6 de enero y luego el viernes pasado, cuando un individuo embistió su vehículo contra una barrera protectora.

Uno de los guardias murió en la agresión del viernes y otro resultó herido, mientras que en los sucesos de enero —cuando una turba de seguidores del entonces presidente Donald Trump irrumpió en los predios del Congreso— murió un guardia mientras que otro se suicidó poco después.

Gran cantidad de agentes están considerando jubilarse anticipadamente, algunos comandantes han renunciado y los que se han quedado han sido objeto de duras críticas. Los sucesos de los últimos cuatro meses podrían alterar no sólo el funcionamiento de dicha fuerza policial sino también la norma según la cual el histórico recinto legislativo debe permanecer abierto al público.

El director del sindicato de la Policía del Capitolio reveló que muchos oficiales están “acongojados” tras la muerte del oficial Billy Evans en el ataque del viernes. Evans llevaba 18 años como miembro del cuerpo protector.

Cientos de los oficiales están considerando jubilarse o están buscando empleo en otros sitios, indicó en un comunicado el director del gremio Gus Papathanasiou.

“Siguen trabajando a pesar de que se cierne sobre nosotros una crisis de ánimo y una reducción en las filas”, declaró, afirmando que los guardias están siendo obligados a trabajar “una masiva cantidad” de horas extra.

Con info de AP