Caminar es bueno para la salud mental


By VEME - 09/14/18 7:55 AM

Lo más recomendado es pasear en entornos naturales, fuera de las urbes donde la contaminación y las grandes masas están presentes.




Caminar es bueno para la salud mental

Médicos y neurólogos aseguran que el simple hecho de caminar puede influir en el estado de ánimo, así como reducir el estrés y la ansiedad.

Aunque las caminatas parecen algo sumamente normal dentro de nuestra vida cotidiana; pero lo cierto es que el concepto de caminar de los expertos es totalmente distinto al que conocemos.

Según el neurólogo José Ángel Obeso, director del Centro Integral en Neurociencias de Madrir, en España, una hora de paseo diario es terapéutico.

La cansada rutina

La rutina es un aspecto de nuestras vidas que pueden llegar a inducirnos en la depresión, el estrés o la ansiedad. Lo anterior, afecta de gran manera nuestros procesos cognitivos básicos: memoria, capacidad de comprensión, creatividad.

Al no experimentar nuevas cosas, nuestro cerebro se vuelve casi automático, como una máquina, por lo que establecemos menos conexiones neuronales.

Es cierto que no siempre se puede evitar repetir las mismas acciones todos los días, pero con reservar una hora de nuestros días en caminar, puede ayudar a nuestro estado de ánimo.

Una acción fácil

“Los caminantes no tienen obligaciones, solo el sencillo placer de liberarse paso a paso en su camino”, explica el doctor José Ángel.

Por supuesto, asegura él, los cambios no son de la noche a la mañana. Una vez que el caminar se vuelva un hábito en nuestras vidas, podremos notar los beneficios.

Lo más recomendado es pasear en entornos naturales, fuera de las urbes donde la contaminación y las grandes masas están presentes. La naturaleza es como nuestro origen, es casi necesaria para el ser humano.

Ya que caminar es algo que casi todo el mundo puede hacer, el cerebro no pone mucho esfuerzo en ello, ya es algo que se aprendió desde temprana edad. De igual manera, el organismo recibe una dosis extra de oxígeno que proporciona la naturaleza. Con ello, nuestro lóbulo frontal empieza a estimularse.

Una vez que nuestro ánimo mejore, la creatividad, la memoria y nuestra capacidad de prestar atención y comprender, volverán. Además, la cantidad de endorfinas generadas por el organismo aumentará.



TE RECOMENDAMOS