Brexit: Put it to the People

Este fin de semana el Reino Unido fue testigo de una de las manifestaciones más grandes en toda su historia.

En el centro de Londres más de un millón de personas salieron pacíficamente a exigirle al gobierno que les dé la oportunidad de organizar un nuevo referéndum sobre el Brexit. Esto a solo tres días después de que Theresa May culpara a los diputados británicos de trata de bloquear su propuesta de salida de la Unión Europea.

La organización “People’s Vote”, que milita por un nuevo referendo, calculó en alrededor de un millón el número de manifestantes. Scotland Yard no suele suministrar cifras.

Una manifestación similar en octubre reunió a unas 700 mil personas en la capital británica.

Antes la Unión Europea acordó una prórroga del Brexit. El Artículo 50 del Tratado de Lisboa rige las condiciones de salida de un país miembro de la UE, y fue invocado por el Gobierno para preparar el Brexit, que sigue sin concretarse.

Los líderes de los 27 países de la UE decidieron el jueves por la noche otorgarle a Reino Unido dos opciones para aplazar el Brexit después de la fecha inicial prevista el 29 de marzo, y fijaron el 12 de abril como la nueva fecha fatídica, casi tres años después del referéndum en el que los británicos decidieron salir de la UE.

Concluido después de 17 meses de difíciles negociaciones con Bruselas y destinado a poner en marcha un Brexit moderado, el acuerdo está lejos de haber convencido a los diputados británicos, que ya lo han rechazado por mayoría en dos oportunidades, el 15 de enero y luego el 12 de marzo.