VEME Digital » » Biodiversidad de México: colibries

Biodiversidad de México: colibries


By VEME - 05/20/20 11:30 AM




Los antiguos nahuas creían que los guerreros muertos en batalla o sacrificados pasaban cuatro años en el Tonatiuh Ichan o paraíso solar para regresar en la forma de un colibrí. No había mayor placer que vivir del nectar y perfume de las flores.

Los colibríes son uno de los grupos de aves más numerosos y diversos del mundo. Se distribuyen únicamente en el continente americano y son inconfundibles por su morfología, conducta y hábitos. Todas las especies son pequeñas, tienen picos largos y delgados y largas lenguas tubulares que utilizan para alimentarse del néctar de las flores. En México viven 57 especies de colibríes,.

El continente americano tiene el privilegio de ser la única región del planeta habitada por colibríes: 330 especies han sido registradas de Alaska hasta Chile. Colibríes de México y Norteamérica ofrece al público información básica sobre la historia natural de estas pequeñas aves, su distribución geográfica en estas regiones y sus características morfológicas. Para los amantes de la naturaleza, la publicación es guía útil para la identificación de estas llamativas aves. La descripción de cada especie incluye información sobre sus amenazas y estado de conservación, mapas de distribución y bellas ilustraciones del artista y biólogo Marco Antonio Pineda Maldonado.

Aves de asombrosa capacidad de vuelo, desarrollada astucia y aguda visión, los colibríes habitan prácticamente en todos los ecosistemas. Algunos realizan asombrosas migraciones, como el Zumbador canelo, impresionante viajero que vuela desde Alaska hasta el sur de México. Como grupo, su alimentación del néctar de las flores resulta en la polinización de más de mil especies de plantas; sin embargo, los lugares que habita y en particular las plantas de las que se alimenta, están amenazados.

De las 57 especies que se distribuyen en México y Norteamérica, 13 (23%) son endémicas y 18 (32%) se consideran bajo alguna categoría de riesgo. Asimismo, todas se ubican en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que registra especies no amenazadas de extinción, pero cuyo comercio debe controlarse para evitar que así sea. Entre las especies ubicadas en la categoría de amenazadas o en peligro de extinción, se encuentran la Coqueta de Atoyac y el Colibrí tijereta mexicano.

Conabio



TE RECOMENDAMOS