Durante el aniversario 55 de la independencia de Barbados, el país celebró su transición de monarquía a un gobierno republicano, después de estar bajo el mandato de la soberanía británica durante cuatro siglos.

El juramento fue realizado por la Sandra Manson, la primera presidenta en la historia de Barbados, con lo que convierte a la pequeña isla, en la república más joven del mundo.

Entre los invitados especiales se encontraba Carlos, el príncipe de Gales, quien voló a Barbados para presenciar la ceremonia, además de la cantante Rihanna, quien fue distinguida como «heroína nacional».

«En nombre de una nación agradecida, pero de un pueblo aún más orgulloso, les presentamos a la designada como heroína nacional de Barbados, la embajadora Robyn Rihanna Fenty», detalló la primera ministra de Barbados, Mia Mottley.

Con el nombramiento, la cantante y empresaria de maquillaje tendrá la responsabilidad de promover la educación, el turismo y la inversión en Barbados.

Al finalizar la ceremonia, se levantó temporalmente el toque de queda para evitar contagios de Covid-19, por lo que los barbadenses pudieron disfrutar de las festividades y los fuegos artificiales.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, informó en un comunicado que, a pesar de ser una nueva república, Barbados seguirá siendo parte de la organización de la Commonwealth.