Asesinan a Elodia; defensora de derechos indígenas y el territorio

Elodia Díaz Ortiz, integrante del Consejo Indígena del Trueque en Santiago Tianguistengo, fue asesinada por un hombre cercano al ex alcalde de su municipio. La mujer era pieza clave en el intercambio de mercancías sin uso de dinero, una tradición que se busca capturar para generar ganancias económicas.

Eulodia Díaz defendía los derechos indígenas y el territorio, fue asesinada con un arma de fuego el pasado 25 de marzo en su casa, pese a que su organización había denunciado agresiones y hostigamiento por parte del gobierno municipal.

El tianguis de Santiago Tianguistengo es un mercado que se coloca los martes en la cabecera municipal. Ahí, bajan personas de las comunidades marginadas, localizadas en las zonas altas, boscosas. La mayoría lleva madera muerta, recolectada en los bosques: varas secas y despojos que abandonan los talamontes.

#briefbyVeme Defender la tierra

Nunca fue más letal tomar una posición contra las empresas que roban tierras y destruyen el medio ambiente. El informe titulado Defender la Tierra revela que casi cuatro personas fueron asesinadas cada semana en 2017 por proteger sus tierras y el entorno natural de industrias como la minería, la tala y la agroindustria.

El asesinato es sólo una de las tácticas utilizadas para silenciar a las personas defensoras de la tierra y del medio ambiente, también se incluyen amenazas de muerte, arrestos, agresiones sexuales y ataques legales agresivos.

El asesinato de personas defensoras no sólo está creciendo, también se está expandiendo. En 2016 documentamos 200 asesinatos en 24 países, mientras que los 185 asesinatos registrados en 2015 fueron en 16 países. Casi el 40% de las personas asesinadas eran indígenas. A su vez, la falta de procesamientos judiciales hace difícil identificar a los responsables, sin embargo encontramos evidencia sólida de que la policía y el ejército estuvieron detrás de, al menos, 43 homicidios, y que actores privados como guardias de seguridad y sicarios estuvieron vinculados a 52 muertes.