VEME Digital » » Anomalías sexenales

Anomalías sexenales


By VEME - 06/16/20 9:26 AM




SIGNOS VITALES

Alberto Aguirre

Quiso la fortuna que los dos funcionarios del gobierno federal que más cargos detentaban simultáneamente, René Gavira Segreste y Javier Delgado, queden cesantes a partir de la segunda quincena del mes en curso.

Gavira Segreste, por designación directa de Ignacio Ovalle Fernández, se hizo cargo de las unidades de administración y finanzas de Liconsa y Diconsa, que después de fusionarse dio paso a la Seguridad Alimentaria Mexicana. Al menos durante un año, cobró ambos sueldos, que sumaban tres millones de pesos.

Delgado, por su parte, estuvo al frente de la Financiera Nacional para el Desarrollo hasta este lunes, cuando surtió efecto la renuncia que presentó a mediados de la semana pasada. Las responsabilidades que tiene en Agroasemex, FOCIR y Firco permanecen intocadas… por el momento.

El cisma en Segalmex es de efectos retardados. Gavira Segreste apenas retomaba el ritmo de sus actividades, después de una larga convalecencia por motivos de salud, cuando recibió la instrucción de entregar la oficina este fin de semana. ¿Razones? En Palacio Nacional pidieron la posición para alguien de todas las confianzas, trascendió en la sede de la Secretaría de Agricultura.

Igual pasará en la FND, luego de la pérdida de confianza a Delgado, quien hace una semana públicamente criticó la política de austeridad instrumentada por la Cuarta Transformación y se mostró receloso de la iniciativa legislativa que integrará a esa institución con FOCIR, Firco y Agroasemex en la nueva Finagro.

La eficiencia en ambas instituciones, es el tema subyacente. Y sobre todo, su rumbo. Segalmex, encargada de la instrumentación del programa de precios de garantía para los granos básicos, se enfocó a la consolidación de la red de bodegas de almacenamiento y de las unidades de transporte, pero en Palacio Nacional –y sobre todo, en la Secretaría del Bienestar– insisten en dotar de los productos de la canasta básica a la población más desprotegida del país.

Nada se sabía hasta el cierre de este espacio sobre la designación del sustituto de Gavira Segreste. Para la FNS se perfila el director de Administración y  Finanzas de la Secretaría del Bienestar, Baldemar Hernández Márquez, paisano del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Delgado personifica la crónica de una renuncia anunciada, luego de que fracasara la propuesta de crear una ventanilla única para la gestión de los créditos para los productores agropecuarios. El pasado miércoles 17, poco después del mediodía, habría socializado su salida con sus directores adjuntos en la financiera.

Entre el cúmulo de pendientes que deja, quedan los resultados de la investigación ordenada por el Ejecutivo federal sobre las actividades de la empresa EnerAll en la península de Yucatán, hace tres meses.

Y es que ese proyecto productivo se remonta a la época en que Delgado dirigía FOCIR, durante la administración de Felipe Calderón. Entonces, el empresario Alfonso Romo quería darle vida a un proyecto que dependía de una tecnología no probada, para sembrar maíz en las tierras calizas de Tizimín, con rendimientos nunca vistos en la zona de entre siete y 10 toneladas por hectárea. El proyecto requería de enormes cantidades de agua que sería suministrada del subsuelo.

Después de tocar muchas puertas, Romo obtuvo el respaldo de Delgado. La aportación de FOCIR al proyecto ascendió a 100 millones de pesos y pronto, una parte importante del mismo fue adquirida por un fondo de inversión de Cargill.

Al paso del tiempo, EnerAll no obtuvo los rendimientos de maíz originalmente calculados, por lo que ahora lo quieren llevar a la producción de sorgo o de biocombustibles, y ha causado enorme revuelo por el impacto ambiental en la región. Pero el gobierno federal es socio de la empresa.

Delgado se va y queda en curso la iniciativa de ley para la nueva Finagro, que nacerá de la integración de la Financiera, Firco y FOCIR. Integración que –de acuerdo a expertos financieros del sector– podría derivar en generar pérdidas patrimoniales, abrir un frente de discordancia, inconformidades e interrupciones en los servicios financieros.

El nuevo banco nacerá en un entorno de crisis en el sector agropecuario, exacerbado por la pandemia. La nueva institución vería limitada su capacidad para otorgar créditos justo en un momento en el que el sector rural requiere facilidades para acceder a los servicios financieros.

Efectos secundarios

CRÍTICAS. En el segmento de los insumos y equipos médicos siguen impresionados porque la Cofepris, institución reguladora estratégica para el país, sigue sin reaccionar. La emergencia sanitaria por la Covid-19 debió sacarla de su marasmo pero la contingencia ha tenido un efecto búmeran y siguen congelados trámites muy importantes como protocolos de investigación, permisos de importación de medicamentos y materia prima, renovación y nuevos registros de medicamentos, funcionamiento del Comité de Moléculas Nuevas y visitas a las plantas para certificar buenas prácticas. Su titular, José Alonso Novelo, justificaba la inacción de la institución al insuficiente presupuesto y para evitar reclamos cortó comunicación con la industria farmacéutica nacional. Ahora, a la parálisis, hay que agregar la urgencia de contar con medicamentos para tratar a los pacientes…



TE RECOMENDAMOS