Junto a su equipo de transición y a su asesor permanente, José María Rioboó, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, comenzó la revisión del proyecto de construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Aunque insistió en que no participará como contratista, únicamente como asesor, José Maria Rioboó mostró a Obrador el proyecto para la construcción de un carril confinado de transporte del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a Santa Lucía.

En la reunión también estuvo presente Sergio Rubén Samaniego, quien fue propuesto como el futuro coordinador del proyecto de Santa Lucía.

También estuvo presente Gerardo Ferrando Bravo, a quien Obrador propuso como futuro titular del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

“Simplemente, llevar adelante los proyectos que se han planteado: la rehabilitación del AICM”.

Agregó: “trabajaremos en conjunto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la incorporación del aeropuerto de Toluca y el nuevo aeropuerto en Santa Lucía. También la rehabilitación del espacio donde actualmente se pensaba tener el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco y la revisión de todos los contratos, y atender lo que normativamente corresponda para concluir los trabajos en Santa Lucía”, dijo.

Por su parte, el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, Jiménez aseveró que hay estudios de Santa Lucía que se llevarán a cabo una vez que asuma el nuevo gobierno, entre ellos para el diseño de espacio aéreo y otro para evaluar cómo se restaurarán técnica y ecológicamente los terrenos donde se construye el aeropuerto de Texcoco.