¿Y las donaciones para la reconstrucción? ¿Y los negocios inmobiliarios?