VEME Digital » » 8 mil 204 empresas factureras han defraudado al fisco: SAT

8 mil 204 empresas factureras han defraudado al fisco: SAT


By VEME - 06/25/19 11:46 AM




8 mil 204 empresas factureras han defraudado al fisco al emitir más de 8 millones de facturas falsas entre 2014 y 2019, informó el @SATMX; estas operaciones simuladas equivalen a una evasión de 354 mil 512 mdp.

  • TOTAL DE FACTURAS FALSAS (2014 a jun. 2019, sin cancelar): 8,827,390 (PROM. 1000 x cada EFOS).
  • MONTO DE OPERACIONES (celebradas entre 2014 y junio 2019): $1,611,418 mdp ($1.6 bdp).
  • PRESUNTIVA DE EVASIÓN: $354,512 mdp suponiend que toda factura se dedujo. 1.4% del PIB.

¿Cómo es una factura falsa?

Igual a cualquier otra, es válida porque cuenta con los elementos formales y autorizados de toda factura. Lo que la hace falsa es su contenido, que se presume verdadero (y por ello la transacción logra tener consecuencias fiscales); es hasta que el Fisco revisa la factura donde detecta que la operación es simulada, en realidad no existe.


• Si la transacción es inexistente, ¿también el dinero? No necesariamente.
La factura puede referir: a) cifras de dinero nunca pagadas (del “Banco
de la Fantasía”) por operaciones que no existieron; o b) puede amparar
dinero que sí fue objeto de una transacción, aunque no la operación.


• ¿ Por qué se finge pagar, o por qué se pagaría, por algo que no existe?
a) cuando el dinero no existió: por evasión fiscal; y,

b) Cuando el dinero sí existió: por evasión fiscal y lavado de dinero.


¿Qué efectos fiscales tiene esta práctica?

El contribuyente erosiona su base gravable del ISR, incluso generando pérdidas que provocarían que no pagara ISR en varios periodos.
Respecto al IVA, la agresión al fisco es más fuerte porque implica que se
generan saldos a favor, que se compensan contra el mismo impuesto (no
ingresa impuesto) o, peor, que se pida la devolución de un IVA en realidad
inexistente.


Con la compensación universal, en los esquemas de evasión detectados, el
IVA se compensaba contra el ISR (erosionando base gravable) y contra las
retenciones a los trabajadores (trabajadores sí pagaban sus impuestos,
pero la empresa no los enteraba porque compensaba contra IVA, a veces
amparada en facturas falsas).


Esta práctica también se presta a esquemas evasores de la nómina de
trabajadores, puede encubrir corrupción de funcionarios y de entidades
públicas, y se ha detectado en redes que comparten esquemas de planeación agresiva.