VEME Digital » » Facebook y la campaña #StopHateforProfit

Facebook y la campaña #StopHateforProfit


By VEME - 08/26/20 10:45 AM





Stop Hate for Profit invita a “enviar un mensaje poderoso a Facebook: sus ganancias nunca valdrán la pena promoviendo el odio, la intolerancia, el racismo, el antisemitismo y la violencia”.

Mediante la campaña #StopHateforProfit, la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) y la Liga Anti-Difamación (ADL)[1] han propuesto el cese de publicidad de las grandes compañías en Facebook. Se pretende que esto suceda durante el mes de julio con el fin de ocasionar pérdidas al gran monopolio de las redes sociales y, de esta manera, ejercer presión para que se elimine e impida la distribución de contenido violento en las mismas.

La campaña se lanzó oficialmente a través de un anuncio publicado en The Los Angeles Times. En este, se pregunta qué podría hacer Facebook con los 70,000 millones de dólares en ingresos que obtiene de publicidad cada año.

A pesar de que ya se han sumado cerca de 500 empresas, como Coca-Cola, Unilever, Ford y Microsoft entre las más destacadas, los analistas sugieren que para que el boicot cause un impacto real en los ingresos publicitarios de la red social debería durar más tiempo.[2]

Dado que se estima un bajo ritmo de inversiones publicitarias –efecto de la pandemia del COVID-19–, el hecho de que los grandes anunciantes decidan cesar durante un mes sus publicaciones en Facebook ocasionará que baje el precio por publicidad en la plataforma, lo cual hará que anunciantes más pequeños regresen a comprar espacios en el feed y en otras opciones publicitarias que la firma ofrece.

A pesar de que el jefe de políticas de Facebook, Nick Clegg, dijo que la compañía “se opone enfáticamente al discurso de odio” y reiteró la eliminación de 10 millones de publicaciones de sus servicios en el último trimestre, las empresas consideran que no es suficiente.

La exacerbación del racismo en Estados Unidos constituye una señal de alarma social que debe confrontarse desde la propagación de información con tintes violentos a través de los distintos medios de comunicación, en este caso, de la red de mayor impacto.

No es coincidencia que la campaña de sabotaje haya surgido a partir del homicidio del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de la policía en mayo pasado, pues este suceso no sólo ha suscitado abundantes protestas, sino que ha hecho resurgir a grupos de extrema derecha que traen por bandera discursos que avivan el racismo entre la población norteamericana.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, fue criticado después de que, a diferencia de Twitter, su compañía no actuó contra la publicación del presidente Donald Trump sobre las protestas.

“Respetamos profundamente la decisión de cualquier marca y seguimos enfocados en la importante labor de retirar el discurso de odio y entregar información crítica sobre la votación”, dijo Carolyn Everson, vicepresidenta del grupo de negocios globales de Facebook, el lunes. “Nuestras conversaciones con comercios y organizaciones de derechos civiles son sobre cómo podemos ser una fuerza para el bien juntos”.

[1] (22 de junio de 2020) “Boicot a Facebook: marcas y organizaciones civiles bloquean publicidad de la red social”, El CEO.

[2] (06 de julio de 2020) “Un mes de boicot publicitario no es suficiente para impactar a Facebook”, Expansión.

Con info de Horizontum y Business Insider



TE RECOMENDAMOS