VEME Digital » » La Navidad en la literatura

La Navidad en la literatura


By VEME - 12/26/19 6:47 AM




La Navidad es un tema que ha estado presente a lo largo de la historia de la literatura, desde La Biblia, y autores de todas las épocas, todos los tiempos, incluidos cumbres de las letras, lo han abordado, dando paso a clásicos de la época, algunos de ellos llevados incluso al teatro o al cine, entre ellos Cuento de Navidad, de Charles Dickens, que cuenta con decenas de adaptaciones al séptimo arte, en formatos animados o actuada, y lo mismo ocurre con ¡Como el Grinch robó la Navidad!, libro escrito por Theodor Geisel.

Para el tema, se toma lo mismo la llamada Noche Buena que la Navidad en sí, partes de un todo que se han vuelto inseparables. La primera aparición de este tema, por supuesto, es en La Biblia, en particular en los libros de Mateo y Lucas, y en menor medida en los de Isaías y Jeremías. En los dos primeros, desde la anunciación del nacimiento de Jesús, la llegada de José y María a la posada donde finalmente dará a luz ésta, así como la aparición de un ángel, de los pastores que fueron a ser testigo y adoraron desde ese instante al recién nacido, e incluso la visita que hicieron los (reyes) magos. Incluso, el último hace mención a lo que hoy llamamos árbol de Navidad.

Las fechas remiten a la bondad, a los momentos familiares, a la paz, la esperanza y a la nostalgia, pero la literatura ha ido más allá y creado historias que igual conmueven el corazón, pero también muestran otras facetas de la vida, de las personas, generando lo mismo lágrimas que risas o momentos difíciles. Asimismo, en esas obras suelen aparecerse espíritus de la temporada. Tradicionales son las obras que escribieron grandes de las letras como Charles Dickens, los hermanos Grimm, Hans Christian Andersen, Ernest Hoffmann o Gustavo Adolfo Bécquer, y más recientemente Agatha Christie, Truman Capote, Ciro Alegría y Benito Pérez Galdós.

México cuenta con una novela dedicada al tema, la titulada Navidad en las montañas (1870), escrita por el guerrerense Ignacio Manuel Altamirano (1834-1893), en la que se narra la experiencia de un capitán del ejército, quien en Noche Buena llega a una población de gente humilde enclavada en las montañas. En el lugar, el cura del pueblo les ofrece posada, ante lo que el militar desconfía, pero posteriormente se da cuenta de las bondades del religioso, un hombre bondadoso y justo que así se comporta con los feligreses.

Es en la cena donde el capitán conoce historias nobles que ocurren en el pueblo y el espíritu bondadoso que priva le remite a su infancia, recordando los momentos felices que vivió entonces.

Tal vez la obra más conocida a nivel mundial dedicada a la Noche Buena y a la Navidad es la escrita por el británico Charles Dickens, Cuento de Navidad (1843), en la que al avaro y mezquino Ebenezer Scrooge se la aparece el espíritu de su socio recién muerto Jacob Marley, quien le lleva a un viaje por una serie de escenas navideñas, pasadas y futuras, en las que la paz, bondad y felicidad son el punto en común. Esto produce una nueva sensación en Scrooge, quien además recuerda momentos de su infancia, produciendo un cambio inusitado en su amarga existencia, pasando de la soledad y la maldad a la bondad y el amor al prójimo.

La magia y la fantasía son propias de El cascanueces y el rey de los ratones, cuento publicado en 1816 por el escritor alemán Ernest Theodor Amadeus Hoffmann, que dio origen al famoso ballet que se representa en todo el mundo en estas épocas creado por Piotr Ilich Chaikovski, con libreto de Marius Petipa. El cuento narra que en la Noche Buena el inventor Drosselmeyer llega a la casa de la familia Stahlbaum y lleva un regalo a su ahijada Clara (o Marie): un muñeco de madera con la forma de un cascanueces. Durante sus sueños, la niña realiza un viaje por mundos fantásticos, en los que su regalo sale victorioso de su lucha contra el rey de los ratones y su ejército.

Otro clásico de la temporada es ¡Como el Grinch robó la Navidad! (1957), del autor y caricaturista Theodor Geisel (Doctor Seuss), y trata del personaje del título que vive aislado en lo alto de una montaña, pero que envidioso de escuchar los preparativos de Noche Buena y Navidad en el poblado al pie del monte planea robar todos los adornos y regalos para impedir la celebración del nacimiento de Jesús. Sin embargo, aunque roba todo no impide la llegada de la Navidad, dándose cuenta que esta es más que lo material.

Los sentimientos que nos hacen más humanos, como el amor, la unión, el tiempo en familia, la bondad, la felicidad, la solidaridad, la confianza en el otro, el apoyo y acompañamiento mutuo son aquellos con los que más se relaciona a la Navidad. Son al mismo tiempo los elementos que componen las narraciones reunidas en el libro Tres cuentos, del escritor estadunidense Truman Capote, a quien se recuerda sin duda sobre todo por su novela de no ficción A sangre fría, en el que da cuenta de un hecho real, el asesinato sin razón alguna de una familia del ámbito rural del estado de Kansas.

Este volumen reúne las narraciones de ambiente navideño Un recuerdo navideñoUna Navidad y El invitado del Día de Acción de Gracias, hechos o revisados en los años 80, poco tiempo antes de la muerte del autor. En ellos, en particular los primeros dos, vierte sus recuerdos de infancia a través del personaje que les es común, el pequeño Buddy, quien vive en esas fechas momentos felices en el seno de su familia o con sus seres queridos.

Ntx



TE RECOMENDAMOS