Se fue la vieja confiable: Guía Roji


By VEME - 06/4/18 7:30 AM

La guía regresará en 2019 no solo con una edición impresa, sino también con una aplicación y una mapoteca digital.




 

Es imposible que una persona no se pierda entre las más de 85.000 calles que hay en la Ciudad de México. En el siglo XIX, la capital solo contaba con 3000 calles y aun así ya era todo un reto para algunos llegar hasta su destino. Ahí fue cuando Joaquín Palacios Roji entró en acción.

El día en que este hombre de descendencia belga emigró de España a México, se dedicó simplemente a trabajar como sastre; sin embargo, el verdadero talento del señor Roji era la cartografía, por lo que no dudó en ponerse manos a la obra y caminar por toda la ciudad con el objetivo de trazar un mapa que fuera fiel a ésta. De esa manera es como en 1928 se fundó la Guía Roji.

A partir de ese momento, cada año un grupo de personas se dedicaba a recorrer la ciudad para comparar las calles reales con la versión anterior del mapa y, así, actualizar la guía. Pero en el libro no siempre se leían los verdaderos nombres de las calles, pues las personas encargadas de la actualización también llevaban a cabo un censo para saber el nombre que los habitantes les habían otorgado y que así fuera más fácil ubicarse.

En el año de 1962, con la muerte de Joaquín Palacios Roji, el negoció pasó a manos de sus dos hijos: Joaquín y Agustín, quienes fueron en busca de cambios que mejoraran el uso que se le daba a la guía.

Mapas de las principales ciudades de México y el surgimiento del primer Atlas de Carreteras de la República fueron los avances que los dos sucesores crearon. En 1993 lanzó al público su primer software de cartografía de la Ciudad de México y cuatro años después ya era posible acceder a la versión digital en guiaroji.com.mx, así como guías y mapas estatales, municipales, delegacionales y turísticos.

Lamentablemente, el 30 de agosto del 2017, la empresa presentó ante el Juzgado 7° de Distrito en Materia Civil en el estado de Jalisco una solicitud de quiebra, la cual fue admitida el 19 de enero del presente año. Aún cuando la empresa intentó acoplarse a los avances tecnológicos lanzando mapas electrónicos en CD, DVD y su página web, no pudo ganar la batalla contra las aplicaciones móviles como Google Maps y Waze.

La investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, María Josefa Santos, explicó al periódico El Universal que el avance de las tecnologías implica mayor competitividad; “quizás si Guía Roji hubiera montado sus direcciones, mapas y la forma de localizar a una plataforma de Tecnologías de la Información con geolocalizadores, se hubiera posicionado como una forma de orientar a la gente en México. Pero no lo hizo”.

Y es que la ventaja que tienen Google Maps y Waze superó con creces a los mapas tradicionales; estas aplicaciones son capaces de mostrarte en qué zonas hay tráfico, en dónde hubo algún accidente, te da las señalizaciones que ciertas calles deberían tener e incluso te ofrecen rutas alternativas.

Aún con todo lo que está pasando, Guía Roji no está dispuesta desaparecer por siempre. Alfredo Palacios Roji Perezlette, nieto del fundador, aseguró que la guía regresará en 2019 no solo con una edición impresa, sino también con una aplicación y una mapoteca digital que dará la posibilidad a los usuarios de consultar cómo eran las calles y sus nombres desde 1928 hasta la actualidad.

Alfredo Palacios Roji no ve su quiebra como tal, sino que la considera una oportunidad para poder reinventarse e innovarse: “lo que tenemos que cerrar es este triste capítulo, tenemos que tratar de hacerle entender a nuestros acreedores que busquen el beneficio fiscal que una quiebra de una empresa amerita o puede llevar en consecuencia para que puedan ellos sanar su pérdida”.

Éste, definitivamente, no es un adiós para Guía Roji, sino un hasta pronto.

Karen Sofía Rodríguez.



TE RECOMENDAMOS